viernes, 25 de diciembre de 2015

CANTATAS (NO TAN) PROFANAS

Balthus

Sólo puedo decir BWV 248. Y ya es exceder los límites que aconseja la prudencia. 

9 comentarios:

g dijo...

Que la música lo llene todo, ya está bien.

Kenza dijo...

Cher Antonio, je viens te souhaiter un joyeux Noël et de très très belles fêtes de fin d'année ! Avec toute mon amitié, Kenza

Sandra Liebaert dijo...

jajaja he googleado, lo admito. Y mola.

Noa dijo...

Cuándo he abierto mi correo, he visto un mensaje tuyo, donde decías que mi blog era gratificante. Por un instante dudaba si escribirte en privado, o adentrarme en tu blog, y al final he terminado curioseando tu rincón y sintiéndome tan gratificante como tú.

En la película de Effie Grey, descubrí ese arte que expones en tu portada de G+, y sigue, por alguna razón haciendome que sienta escalofríos, ¿es por alguna razón de tu preferencia? Si conoces su historia, soy todo ojos.

Gracias por escribirme.

Noa

Inma_Luna dijo...

SI exceder la prudencia, es de esa manera, excedemonos sin dudar.
Saludos

EmeM dijo...

La prudencia está sobrevalorada. Excedámonos.
Abandonemos la palabra en favor de la música.
Un saludo.

Juan Antonio B. dijo...

G, por supuesto; y el tempo no ha de ser necesariamente Andante Maestoso.

Merci, Kenza, joyeux Noël pour toi aussi. Bissous.

Qué sería de nosotros sin el omnisciente Google, Sandra. Mola.

Muchas gracias, Noa. Ofelia siempre fascina y rebasa expectativas.

Inma_Luna, hay un exceso sugerente en la música barroca que lo merece.

La música siempre ganará la partida, EmeM. Así ha de ser.

Gracias por vuestros comentarios.

Lola Glez dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog
Me quedo por aquí,
en el tuyo
para seguir leyendo y admirando eso que nos compartes
un besito
www.humanfilters.blogspot.com

Ginebra Blonde dijo...

Te encuentro de nuevo tras mi cambio de cuentas, con tu permiso, te sigo…

Un placer, Bsoss!!