domingo, 23 de noviembre de 2014

LA AMADA QUE NO CESA

"To the return of times lost" (Charles-Amable Lenoir)


Se dice que entre los papeles de Ludwig van Beethoven nadie logró identificar las huellas de la amada inmortal. Se dice que nunca existió o, lo que viene a ser una mayor afrenta si cabe, que fue pura creación literaria de un espíritu atormentado en el siglo del Sturm und Drang. Nada de eso importa en realidad. Tú sabes que fuiste, que eres, que serás siempre. (Lo sabes, ¿verdad?)

6 comentarios:

alba dijo...

hablando de Beethoven (aunque quizá ya la has visto), aquí dejo el enlace de la película "Heroica", los espasmos que provocó la primera escucha de su tercera sinfonía:

https://www.youtube.com/watch?v=M3PzPKD5ACA

un beso

alalai cánfora sandra dijo...

Qué belleza.

lunáticasuicida dijo...

Supongo que lo único que queda es eso: saber que existimos.

La Chica Piruleta dijo...

Como me gusta esta pintura ^^

g dijo...

Sí que lo sabe, sus ojos no pueden esconderlo.

Ana Muela Sopeña dijo...

Sobre los grandes compositores siempre planean mitos, historias amorosas. Unas son ciertas otras no, pero hacen soñar y eso es lo más importante.

Gracias por pasar por mi blog.

Un abrazo
Ana