sábado, 17 de mayo de 2014

TIERNOS PAISAJES EN EL CREPÚSCULO

Pietro Annigoni

Me gusta pasear los cementerios con ojos de niño sorprendido. Un libro ayuda. Si es poesía francesa no se puede pedir más. Si en un renovado golpe de fortuna una joven ávida de Poe descuida su delicado cuello (desdichada, tal vez su corazón se acelera pensando novias sin pulso en fríos panteones incestuosos), entonces, después de todo, la tarde no habrá sido para nada.


12 comentarios:

Juan Antonio B. dijo...

Ustedes perdonen.

Indigo Horizonte dijo...

La ternura es así.

Sandra Liebaert dijo...

El día no habrá sido para nada después de leerte :)

Erik dijo...

Cierto que no habrá mejor lugar para leer a un poeta francés que ese.

Saludos

Oriana Lady Strange dijo...

Cada uno tiene derecho de pasar el día como quiera, jaja, además coincido con Erik, no hay mejor lugar.
Cariños..

HADA dijo...

A MI ME GUSTA PASEAR POR TU BLOG................

HADA dijo...

A MI ME GUSTA PASEAR POR TU BLOG................

i*- La que canta con Lobos dijo...

disfrutamos de la nada :)

Anónimo dijo...

mas quisieras tú, jaja

Juan Antonio B. dijo...

Anónimo, aburres. Eres tan previsible. Y dejas tantas pistas.

Vero G.N dijo...

:)

Vero G.N dijo...

Eres brutal... perdona por ser tan... pero es que... ;) Me encanta.