sábado, 19 de abril de 2014

19 DE ABRIL

"El sueño del caballero II" (Mikel Olazábal)


Postrimerías, rancios gabinetes abandonados a la hora incierta de las brujas en alguna calleja del Barrio de las Letras. Deberíamos ser ahí, en el sentido más profundamente heideggeriano del término, ser y estar (yacer) arrojados en (olvidados por) el mundo. El resto es prosa prescindible. Y predecible. Excepto Lope y los fantasmas del Prado con los que intimamos a ratos. Y los ecos de Galdós y Valle. Poco más. Excepto tú (desnuda y apremiante) en los laberintos abisales de la siesta. Tú (irreverente) profanando minuciosamente los oficios de tinieblas. (Amor, hazlo de una jodida vez y para siempre.)

Dado el día de la fecha en este año de gracia, lejos de la villa y corte.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay quien duerma en los laberintos abisales de la siesta. Mucho menos si tú.

Oriana Lady Strange dijo...

Pues parece que hay ganas de volver a perderse por esos laberintos de la siesta.
Cariños...

Raquel F. dijo...

Estar sin tiempo para leer este blog, alcanzar ahora las bellas ilustraciones, los epitafios...

jordim dijo...

Deberíamos ser ahí, en el sentido más profundamente heideggeriano del término, ser y estar (yacer) arrojados en (olvidados por) el mundo. El resto es prosa prescindible.

me quedo con eso :)