viernes, 31 de mayo de 2013

VÍSPERAS IMPERIOSAS

Louis Treserras


Sé lienzo
dijo la voz demencial
como quien espanta una tormenta
espadas ardientes
derramando vida
lava semen
almas envenenadas
de palabras
de tus palabras
sé corazón
en el instante turbado
de la muerte
en el brevísimo instante
de las pupilas detenidas
y el corazón roto aguas
en orgasmos oscuros
como pozos
como estrellas
lejanísimas
seamos

lunes, 27 de mayo de 2013

BREVES

Roman Zakrzewski


Ya casi no hay tiempo
ni trenes en las estaciones:
sólo urgencia bajo tu blusa
y caballos alocados en tu vientre.
No hay tiempo
y las horas
no saben de tu cuerpo.

sábado, 25 de mayo de 2013

LEE SIEMPRE LO QUE NO DIGO

Bill Brauer


Léeme
al otro lado de los espejos que te enturbian
bajo océanos de silencio
en el perturbado fragor de tu corazón
cuando me rompes
y hay manzanas crueles en tu sexo
(¿no era en mis labios?)
verdes hasta la locura
como la locura
que te habita
que me consume
que tú

miércoles, 22 de mayo de 2013

HIPÓTESIS DE TRABAJO QUE NO PRETENDEN DEFINIRTE

"Ophelia's dream" (Craig LaRotonda)


Dice Borges que la eternidad es un artificio espléndido que nos libra, siquiera de manera fugaz, de la intolerable opresión de lo sucesivo. Admitamos, como hipótesis de trabajo, que la teoría del eterno retorno de Nietzsche es rigurosamente cierta; que todo lo que ha sido alguna vez volverá a ser en un ciclo infinito y desconcertante. Pues bien, amor, ni aun así sería posible que volviera a existir sobre la faz de alguno de los mundos probables alguien siquiera remotamente parecido a ti.

jueves, 9 de mayo de 2013

CANCIÓN DE LOS NIÑOS MUERTOS

"Girl in a bee dress" (Maggie Taylor)


Es tristísimo
pensar en un niño muerto
bajo la tierra húmeda
más abajo
de la raíz de los lirios
de las galerías de las hormigas
y los algoritmos
fatigados
mariposas inútiles
caballeros mutilados de guerra
pensar adónde van las sonrisas
cuando ya nada importa
los murmullos siniestros
al alba
Mahler sin ti
es tan triste
que lo escribo
para no sentirlo
para no ser
nada

lunes, 6 de mayo de 2013

PORQUE DECIR ONCE ES SEGURAMENTE DOCE

"L'Art" ("Des caresses", "Le Sphinx") (Fernand Khnopff)


(...) y porque me gusta escribir cartas, y tal vez porque llueve.

Carta a una señorita en París, Julio Cortázar


Disculpen si omito el relato de los diminutos conejitos (casi todos ellos blancos), la melancólica atmósfera que nos hace irreales en la quietud del apartamento involuntariamente ocupado: Me es amargo entrar en un ámbito donde alguien que vive bellamente lo ha dispuesto todo como una reiteración visible de su alma, dice el inquilino malgré lui, en este cuento del Bestiario de Julio Cortázar. Y habla del aletear de un cisne con polvos y no sé qué música de cuarteto de cuerda.  Pero permitan que deje a un lado los diminutos conejitos blancos que vomita su alma sobrecogida. Si no les molesta, me quedaré tan solo con esas pocas palabras que he destacado en la cita inicial. ¿Es posible decir algo más bello con tan discretos recursos? Esas frases constituyen en sí mismas todo un relato. Alguien que no fuera Cortázar habría necesitado probablemente cuatrocientas páginas para expresar algo remotamente parecido.

sábado, 4 de mayo de 2013

ESPACIOS VACÍOS

"The sleeping girl" (Balthus)


La buscó donde siempre, espacio inverosímil y exiguo, en las cosas gastadas a fuerza de querer, en los ángulos de los cuchillos, en las nubes, en los sonidos cotidianos que no eran su voz aunque se la recordaban. También en la textura de una blusa que resbala (rásgame el corazón, joder, hazlo con tanto amor que los sismógrafos se corran como gatos lujuriosos), en el oscuro sosiego de la siesta cuando la respiración a dos era el más perfecto ejercicio de contrapunto.