domingo, 21 de julio de 2013

ESTA NOCHE Y TODAS LAS NOCHES

"Water nymph" (Otto Lingner)


Sus palabras tenían algo de la raíz de la madreselva,
luz amarga o puñal delirante,
os digo que quemaban labios incandescentes
en la penumbra de un zaguán.

Si las cicatrices no tuvieran memoria,
si no hubieran nacido mariposas ni lirios
sobre unos miembros fríos en su turbia fosa,
si yo no hubiera visto esa luna que jamás duerme,
si mi boca nunca te hubiera bebido,
ámbar oscuro de un turgente sexo.

No. Qué más da.
Ahora es noche en todos los zaguanes,
es noche en todos los portales,
en todos mis besos.

19 comentarios:

Raquel F. dijo...

Este poema me evoca muchísimo a los jardines modernistas, sobre todo los de la pintura: Watteau, y todos los demás. :)

Setefilla Almenara J. dijo...

Bellísimo. Como sus senos. Como su actitud, absorta.

Un beso para el que escribe.

Sete.

Oriana Lady Strange dijo...

Precioso poema donde se cuela el dolor de un amor ya lejano.
Me impacto: “Si las cicatrices no tuvieran memoria”
Cariños….

Su Xiaoxiao dijo...

sobre todo me quedo con el primer verso, esa fragancia:

"sus palabras tenían algo de la raíz de la madreselva"...

:) abrazos

Pat.mm dijo...

Preciosa poesía Juan Antonio. El final es cortante, acertado...Ya lo has dicho todo.
Besos,

Mayte dijo...

Las palabras que bajo cicatrices, tejen los besos.

Belleza, siempre.

Claudia Tubilla dijo...

Impresionante.
Que decir .. Me encanta en lo que te basas

Claudia Tubilla dijo...

Impresionante.
Que decir .. Me encanta en lo que te basas

HADA dijo...

Si no la hubieras conocido ,la madreselva no te hubiera dejado la huella en la memoria.

Ali Cia dijo...

Las cicatrices... A veces nunca cierran del todo. Precioso, un poco triste.
Besos.

Ánima dijo...

Leído y disfrutado...

lunáticasuicida dijo...

¿Qué seríamos sin conocerlo? Disfrutemos.

lunáticasuicida dijo...

¿Qué seríamos sin conocerlo? Disfrutemos.

Hanna Xesco dijo...

Cicatrices de un amor.
Impresionante poema. Besos

Anónimo dijo...

Pero vuelve a ser de día, mi amor.

g dijo...

Algunas noches se recrean en los recuerdos, en aquellos que perfuman todavía el dolor en el tacto, y en toda la piel.
Mas ¿quiénes somos nosotros para impedirnos el desorden cuando, al pasar la vista por las cicatrices, lo convocamos todo de nuevo?
Nos tira el vicio y la melancolía.

Juan Antonio B. dijo...

No hay duda que la melancolía es un vicio. Confesable tal vez.

Bisous.

Juan Antonio B. dijo...

Quiero que sea otra vez de día. Ese día.

Anónimo dijo...

La melancolía es un vicio confesable
aunque ya no sea lo que fué
esa melancolía...
veo unas cicatrices.
si te sirve un beso?
de ternura infinita.
allá "donde existe EL OLVIDO"