jueves, 9 de mayo de 2013

CANCIÓN DE LOS NIÑOS MUERTOS

"Girl in a bee dress" (Maggie Taylor)


Es tristísimo
pensar en un niño muerto
bajo la tierra húmeda
más abajo
de la raíz de los lirios
de las galerías de las hormigas
y los algoritmos
fatigados
mariposas inútiles
caballeros mutilados de guerra
pensar adónde van las sonrisas
cuando ya nada importa
los murmullos siniestros
al alba
Mahler sin ti
es tan triste
que lo escribo
para no sentirlo
para no ser
nada

14 comentarios:

Setefilla Almenara J. dijo...

Es tristísimo este poema a un niño/a muerto. Un poema como este, J.Antonio, así, recogido en la belleza vetusta de las imágenes tan nítidas que muestra...uff.

Qué placer leerte.
Conmovida te saludo.

Sete.
(Gracias por pasar y hacerme saber que no te has olvidado de mí)

sofya dijo...

Bello y triste, muy triste...

Saludos

J. Paz dijo...

Encontrar lo bello en la tristeza, es don casi divino, que no inhumano.

Saludos.

Sandra Garrido dijo...

Sobrecogedor, creo que la emoción más triste es la que más palpita en otro, al fin y al cabo la poesía transmite emociones, cómo la música, como las imagenes

Un abrazo

Jo dijo...

yo siempre quise pensar que un niño no podia morirse..

hastq que llegó el dia que la realidad te golpea muy fuerte

Pat.mm dijo...

y ese niño que no ha vivido...en este caso no es verdad lo que decía Borges: "...la muerte es una vivida".

Besos,

calmA dijo...

La imagen habla sola.

Silencio...

Pat.mm dijo...

Perdón, quería decir"...la muerte es una vida vivida"...se equivocó.
Besos,

Marina Morell dijo...

Un poema estremecedor... se me ha erizado la piel al leerlo.

Un fuerte abrazo :)


Marina.

Abismo dijo...

Joder que angustia...
:(
Besos abisales

Carmela Rey dijo...

Triste y desgarrador. Todo lo que sea hablar de niños sin una sonrisa en los labios, nos estremece.
Saludos

Ana dijo...

Niños y muerte deberían estar separados por un abismo insondable, habitado por una sucesión de soles y lunas casi infinita.

Mahler es triste con o sin...

María Eva Ruiz dijo...

Todo poema tiene un lado bello y otro triste a la vez, pero la muerte de un niño aún en una poesía no deja de ser la tragedía más grande del mundo.

Un abrazo grande,
Eva.

Marina Miau dijo...

"que lo escribo
para no sentirlo"

escribir salva, lo malo es cuando con el paso del tiempo lees y resucitas esos sentimientos malditos.