miércoles, 13 de marzo de 2013

Y SIN EMBARGO AMANECEMOS

Michal Lukasiewicz


Esas nubes que rompen imposibles simetrías (pero las nubes nunca son tan bonitas en la realidad, dices), esas que hieren mis ojos y humedecen mi corazón enfermo (estoy medio enferma de sombras, dices, pero sé bien que no eres la Dama de Shalott), esa nubes que certificaron el amanecer justo antes de separarnos, esas nubes, fíjate bien, amor, desgarraban el cielo por el único placer de saberse nuestras un instante.

18 comentarios:

Darío dijo...

Y qué bien saberlas nuestras, ese instante...

Abismo dijo...

Fue por vivir en las nubes durante un tiempo... luego se evaporaron

besos abisales

Magda Robles dijo...

Ella quizá no... nosotros si... (estamos enfermos de sombras...)

Laura Uve dijo...

Bellas palabras inspiradas, sin duda, por el amor.

Esa obra de Lukasiewicz es preciosa, tiene una textura, una calidez y una delicadeza, de amanecer tras amar durante horas.

Marisa dijo...

Precioso certificado del amanecer.

Un abrazo.

Meryone dijo...

La dama de Shalott no podía enamorarse, pobrecita. O afortunada, ¿quién sabe?

Mares de heno para ti.

Y besos.

cora dijo...

que romantico.. esas nubes envueltas en magia quizas..

precioso blog, me quedo contigo

feliz dia

Sandra Garrido dijo...

Como decía, me quedaré por aquí con-versando con las letras, un placer hayado.

Un saludo

Pat.mm dijo...

Y por unos instantes...tienes el mundo a tus pies.
Besos,

g dijo...

Nubes que abrieron su cielo para recordar el azul de una piel junto a otra

Jo dijo...

y uno flota...

Lunática (R.) dijo...

Juan Antonio, si iluminamos las sombras con velas de vainilla pueden ser muy dulces, ¿no te parece?
Besos con sabor a amanecer (de esos que parecen lluvia chispeante)

María Isabel GS dijo...

Esas nubes que os han visto amanecer no serían tan bonitas sin vosotros...

Un abrazo.

María Eva Ruiz dijo...

A veces las nubes impiden ver el sol...

Un abrazo grande,
Eva.

Setefilla Almenara J. dijo...

Sí. Son los acentos emocionales, que descienden en este texto, cuasi de manera hipnótica...
Luego el lienzo. La palidez, la sensualidad,la inocencia en las formas.

(Te invito a contemplar a Alexander y Valentine. Ellos se dicen cosas, Juan... En algún lugar donde un sauce. Durante el medievo...)

Muchos besos en la admiración.

Sete.

i*- La que canta con Lobos dijo...

días en que la belleza se transforma en palabras y hieren de tanta belleza... besos!

ginecomastia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hanna Xesco dijo...

En ese instante las nubes certificaron el amor.
Besos