lunes, 11 de marzo de 2013

TODAS LAS TARDES QUE RECUERDO

"Gabrielle Senza" (Richard Britell)


Sí. Creo que son todas. Salvo error u omisión. En algún momento todo se hace azul como el silencio obstinado al caer la tarde. Siempre nubes más allá de las pupilas. Heladas, irreales. Nubes como pensamientos de aparecidos en las tardes de entonces. La lluvia puntual es casi una premonición vertical. La hojas fatigadas de un libro en un idioma que hoy apenas recuerdo. Todas sus hojas, casi todas sus palabras (salvo error u omisión), todos los besos que nunca serán. Todo. Incluso las deliciosas infidelidades de la memoria. Incluso.

14 comentarios:

Magda Robles dijo...

El azul de tus letras, arrastrando a mares sin fondo...
Si, hoy llueven letras.

Jo dijo...

a veces no lloro por él
lloro por esas nubes

son tan hermosas y aqui abajo es tan horroroso...

:(

BEATRIZ dijo...

Sugestivo, las nubes sin duda.

La lluvia puntual me ha dejado subir en la verticalidad del torrente.

Saludos.

Imaginativa dijo...

Y las nubes parecen nublarlo todo. E incluso a veces lo consiguen. Ese azul te atrapa y envuelve a merced del viento...

Hoy todo me resulta muy extraño. Tal vez sea eso.

Saludos!

Abismo dijo...

Y la lluvia hizo juego con tu pensamiento...

Besos abisales

Leticia dijo...

Si el agua refleja el azul , qué es lo que vemos, será siempre lo posible de los supuestos a que estamos acostumbrados? Por lo pronto me ha dado mucho placer leer tu prosa poética , me gusta el color azul , la lluvia , el agua, las nubes, la nostalgia, los besos , la nostalgia pero sobre todo la confesión del poeta... Tú Juan Antonio. Saludos.

Hanna Xesco dijo...

Haces versos con una lluvia de palabras...hermosas. Besos

María Eva Ruiz dijo...

Pero a veces esa lluvia es necesaria limpia y reconforta el alma...

Un abrazo grande,

Eva.

P.d. No pidas perdón por esta entrada. Me gusta tu forma de escribir, creo que te lo he dicho alguna vez.

Gloria dijo...

Nubes y lluvia que tambien dan verticalidad a tus palabras que salvo error u omisión son siempre evocadoras.
Besos verticales.

María Eva Ruiz dijo...

Dísculpa, no me expresé bien, a veces las prisas hacen que me coma alguna palabra. Yo también me refería a la anterior entrada.

Abrazos,

Eva.

Meryone dijo...

Y ay.

Ceciely dijo...

"Todas las tardes que recuerdo" con sabor a lluvia.."todos los besos que nunca serán. Todo. Incluso las deliciosas infidelidades de la memoria. Incluso."
Preciosa prosa. Me encanta!
Te estoy visitando.
Saludos cordiales.

WAYRA dijo...

ay esas nubes

María Isabel GS dijo...

Vuelve a llover, que me quiero seguir inundando de tus preciosas palabras...

Ironía es que ese tipo de nubes vengan sobrecargadas de lirismo. Ese que moja demasiado.

Un abrazo.