miércoles, 20 de febrero de 2013

EPISODIOS BÉLICOS

"Reclining nude" (Lajos Pándy)


Hay quien cose su sombra a los abismos de la conciencia. Pero tú coses tu corazón tierno, húmedo, sangrante, al  socavón humeante que dejaron los obuses en algún lugar de mi pecho.

19 comentarios:

Señorita Demakrada dijo...

Pobres, no tendrán otro sitio donde coserla...

Pat.mm dijo...

Parece que la ama...de una manera fuerte, apasionada, casi violenta. El lenguajes es realmente belicoso.
besos,

Abismo dijo...

Así no podrá despegarse nunca...
pero a lo mejor es que no quiere...

Besos abisales

Setefilla Almenara J. dijo...

Dos vertientes, Juan;

Al ver la imagen me ha parecido estar contemplando la obra de Hoper. Y después, al leer tus líneas, se me ha venido derechito Lorca, uff...

Como ves, indiferente no me has dejado.

Un beso, poeta.



Anónimo dijo...

Juan Antonio, ¡he cosido mi corazón al suyo porque te quiero!

http://www.youtube.com/watch?v=kublbjKj5K0

Anónimo dijo...

PD: al tuyo

MTeresa dijo...

Qué hermosas metáforas
empleas para cantar tanta
poesía
Un abrazo

Cuando te deseo dijo...

Hola, soy doloradictivo.blogspot.com.es he cambiado la dirección a http://cuandotedeseo.blogspot.com.es/ Perdón por este mensaje, no suelo hacerlo, pero no quiero perder el contacto. Un saludo.

María dijo...

Tenías razón, la belleza duele... es más, hace verdaderos estragos:-)


Un besito.

Verónica C. dijo...

Pues esos socavones se llenarán de presencia y se harán menos profundos.

Abrazos

g dijo...

Daños colaterales, al retirarse la bruma de la contienda, al repasar la lista de bajas.

María Eva Ruiz dijo...

¿Tendríamos corazón si no tuviéramos conciencia?

Un abrazo grande,

Eva.

Amanecer Nocturno dijo...

Quizás la humedad haga revivir la oquedad del centro del pecho.

Muy bonito, Juan Antonio.

Nuria dijo...

No se me ocurre un lugar mejor donde coserlo.
Perfecto, y la pintura... deliciosa.
Te abrazo, lo sabes.

Índigo dijo...

Hermosas guerras aquí.

Gracias por tus palabras en mi horizonte. Un abrazo añil.

Oton dijo...

Y sobrevivo, en el vacío de un pecho henchido.

Inés dijo...

La fuerza del instinto, de la pasión, mueve el mundo.

xiana dijo...

Un socavón en el que resuenan las puntadas dadas a destiempo. O quizá no, no resuenan porque nadie ni nada puede atestiguar ese sonido... Simplemente lo ignora, cruel y deja que aquel otro se derrame, rojo, caliente, hasta la muerte.

El cuadro me encantó.

ReltiH dijo...

UFFFFF, LETAL!!!
UN ABRAZO