martes, 15 de enero de 2013

OPUS 10, NÚMERO 3

"Tristezze della luna" (Roberto Ferri)

13 comentarios:

Abismo dijo...

Ya sabes como me gustan tus entradas... :)

Besos abisales

Anónimo dijo...

Sobre su suave espalda con pálidos nublados,
moribunda, se entrega a éxtasis prolongados,
y pasea sus ojos por las blancas visiones
que en el azul ascienden igual que floraciones.
CHARLES BAUDELAIRE

Cette œuvre dispose d'un érotisme intense, comme le poème, cher
Bisous

María dijo...

Me encanta venir a tu blog siempre encuentro sensualidad incluso sin palabras.

Un beso.

Nuria dijo...

Es perfecta. Hoy es más perfecta.
Besos.

Juan Antonio dijo...

Esta entrada no tiene texto. Es como una justificación de todo el blog. Salvo unos pocos posts con palabras de Baudelaire, Poe, Lorca, Cernuda, Borges, Panero, Gil de Biedma y otros pocos ilustres artífices, el resto es prescindible, como yo, como todos. Palabras de rabia, de melancolía, palabras irónicas, palabras esperanzadas, exaltadas, papel mojado, palabras, nada.

Por eso me quedo con el silencio, con el espacio en blanco abierto a las infinitas posibilidades que no han sido y podrían llegar a ser. Sólo el silencio puede hacerlo posible.

Verónica C. dijo...

Tanta belleza que creemos ver...

Besos

Vera Eikon dijo...

Bello...Un abrazo

Índigo dijo...

Alas, piel, luz. Sólo eso.

MTeresa dijo...

Increíble la belleza
que puede contener
una imagen,
respira y siente y vuela.
Precioso

MAGAH dijo...

Impresionante!

Bello!

lunáticasuicida dijo...

Sí, en esta vida siempre falta algo.
A veces la escasez vale más que la abundancia, eso ha pasado en esta entrada con tus palabras.

Mayte dijo...

Pura belleza.

Juan Antonio dijo...

Looooosé, Abismo. A mí tus besos abisales.

Oh, mon cher anon, tu es toujours si gentil. Bisous.

Un beso enorme, María.

¿Sí, Nuria? Mein Gott. Küsse.

Verónica...

Abrazos, Vera.

Eso es más de lo que podía esperar, Índigo.

MTeresa, muchas gracias. Eres muy amable.

Bienvenida, MAGAH.

Lunáticasuicida, me estremeces siempre.

Querida Matrioska, mil besos.