sábado, 12 de enero de 2013

LA TARDE SE DESHACE ENTRE LOS DEDOS EN LAS CALLEJAS IMPOSIBLES DEL VIEJO ALBAICÍN

Normunds Braslins

6 comentarios:

Verónica C. dijo...

Se deshace como los pasos que resuenan antiguos en la memoria.

Besos

Pat.mm dijo...

Me gusta mucho la obra. Los cuerpos de ellas - además de estar estupendas - muestran una sensibilidad y una elegancia...Y efectivamente, parece que pasan la tarde, la pasan lentamente...
Besos,

Claudia AB dijo...

Gracias por este descrubrimiento! No conocía a ese artista. Sensualidad inocente....

Juan Antonio dijo...

Si alguien me preguntara (nadie lo ha hecho, es cierto) por qué esta imagen en una entrada que habla de un barrio antiguo, misterioso, angosto, tal vez inexistente o al menos invisible por momentos, sólo podría responder: el color de la piel en la tarde, el color del tacto de una piel una tarde.

Raquel F. dijo...

Los dedos marcan el tiempo mejor que los relojes.

Qué agradable entrar aquí siempre...

Amanecer Nocturno dijo...

Quiero que dure másmásmás.
Preciosa la ilustración, me viene a la cabeza Dino Valls, aunque ésta es menos frágil y dolorosa que las suyas.

Un abrazo.