sábado, 26 de enero de 2013

ES PREFERIBLE QUE LOS TIGRES NO SEAN AZULES

"Tiger" (Franz Marc)



He perdido la cuenta de los días
sobre todo
he perdido la cuenta de los besos
que nunca nos daremos
lo supe ayer
estaba escrito en todas las aceras
con la dudosa caligrafía del miedo
en las ventanillas de todos los taxis
en el fondo de todas las copas
en los silencios de otros labios
tal vez no he perdido la cuenta
porque yo también sabía

16 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Nota importante: el hecho de que esté escuchando el "Réquiem" de Fauré no ha tenido nada que ver. Alguien me enseñó hace tiempo que un réquiem no tiene por qué ser triste. El de Fauré, en particular, es maravilloso.

Verónica C. dijo...

Lo dejas ahí, Juan Antonio, sin punto, ni coma ni nada.
Me da la sensación de inacabado.
Es tu licencia poética sin duda.

Saludos

Índigo dijo...

¿Preferible? Pues no sé...

Abismo dijo...

Coincido... en que parece un misterio eso que tú también sabias... ¿que no hay tigres azules?
En cualquier caso, es espectacular...

Besos abisales
PD: el cuento, el cuento (cuéntame uno)

Mrs. Cold dijo...

Veo que sigues con tu genialidad transmitiendo sensaciones. No has cambiado, ni tu blog.
Puede que no me recuerdes llevo demasiado tiempo ausente.
Espero volver a leerte pronto.

Un beso, muy frío.

Juan Antonio dijo...

Tú me lo permites, ¿verdad, Verónica? Yo te envío besos perfumados con sabor a febrero.

Índigo, sé que tú los preferirías color añil. (By the way, ¿habrá una palabra más bonita que "índigo"?)

Hay cosas que hemos sabido siempre, aunque a veces lo olvidemos o, mejor dicho, dejemos de ser conscientes de ellas. Supongo que es un mecanismo de defensa. Besos abisales.

Mrs. Cold, naturalmente que me acuerdo. Me encanta encontrarte de nuevo. Ese beso frío me estremece.

Seo dijo...

" he perdido la cuenta de los besos que nunca nos daremos"
me guardo esta frase

un beso

Ana dijo...

Quizá haya cosas que sabemos o intuimos antes incluso de que ocurran aunque en ocasiones no queramos verlas o darnos cuenta de como son hasta que ya no queda mas remedio que admitirlas porque son evidentes.
...Pero de lo que no has de perder la cuenta es de todo lo bueno que aún te queda por pasar...

Gracias por dejar tu huella en mi casa.

Saludos.

xiana dijo...

La persona que te enseñó a oir el requiem tenía toda la razón. El de Fauré no es ni triste, ni dramático. Es de una serenidad elevada, angelical... El "pie jesu" fue lo primero que canté como solista tenía 16 o 17 años.

Los besos... yo perdí la cuenta de los que no he dado. Antes se iban a aquel lugar onírico por el que solía pasar. Ahora ya no tienen ningún lugar en el que quedarse. Es triste y duele. Se clavan en el alma afilados y fríos.

Besos. Ya sabes que yo te los doy todos.

Setefilla Almenara J. dijo...

No, es preferible que no lo sean. Me gusta la geometría pictórica de Marc. Aunque a mí los tigres me gustan al natural, con ese movimiento sinuoso que caracteriza a los felinos, los amo.

Me gustó leerte.

Juan Antonio dijo...

Gracias, Seo. Todo tuyo. Besos.

Es un placer. Ana. Nos vemos.

Xía... Además de esa persona hubo otra que coleccionaba "réquiems". Hay gentes para todo. Es imperdonable que ya no exista tu geografía de los sueños. O que exista congelada en un momento imposible. Aunque creo que tienes el valor que yo no suelo encontrar. También a mí me gustaría detener en el tiempo estos cuadernos del olvido, toda esta mierda perfectamente prescindible y cuyo único mérito incuestionable es ser consciente de su propia mediocridad. En cuanto a los besos, deberías besar mucho y sin límite. Eso es más importante que todo lo demás. Hazlo, por favor. Y deja que te envíe uno así de grande.

María Eva Ruiz dijo...

"He perdido la cuenta de los besos que nunca nos darémos"

Llega toca y lacera el alma, es fantástica esta frase y todo el poema.
A veces sabemos de antemano que las cosas no van a suceder más que en nuestros sueños y aún así nos agarramos a un ascúa ardiendo.

Un abrazo grande, (aunque no sea físico, pero con la intención es lo que cuenta)

Gracias por tu visita.

Eva.

Hanna Xesco dijo...

Cuenta los que te darán !! Te dejo un beso mio y gracias por vasar a visitarme.

esa de afuera de mí dijo...

ese miedo... que nos hace perder el amor... grrrrr

somos débiles a veces, demasiado.

besos

lila.

lunáticasuicida dijo...

Me gusta. Mucho.

g dijo...

¿Qué me dices de los caballos azúles?