martes, 22 de enero de 2013

ERA ENERO Y LEÍA A BALZAC

Odd Nerdrum


Le Père Goriot. Siempre sonaba La Bohème en el viejo tocadiscos del salón. Luego llegaron los silencios clamorosos, el eco furioso de la música ausente. Atardecía o se incendiaban infinitos cortinajes en el horizonte. Dolía tanto que no era posible creer en la redención. Pero aún leía a Balzac. Y eso era mucho.

8 comentarios:

i*- La que canta con Lobos dijo...

Los recuerdos siempre son preciados, besos con memoria!

Magda Robles dijo...

Balzac en enero... ¿Y en febrero qué será?

Setefilla Almenara J. dijo...

Por Dios qué horror de imagen,ni las pinturas negras de Goya...

Aunque inmediatamente después, la concesión, los cortinajes, y Balzac.(A este último lo desconozco,sorry,pero le intuyo pluma balsámica)

Beso

Abismo dijo...

Balzac consigue resucitar?
ENtonces recomiendame un libro de él...
Besos abisales

tierramojada dijo...

Es una imagen... Duele mirarla.

Al final, siempre terminamos leyendo lo mismo, lo que nos ayuda. Lo que nos define.

Un abrazo!

Lapislazuli dijo...

Estoy transitando epocas de relectura, pero no Balzac
Imagen hiriente
Abrazo

lunáticasuicida dijo...

Los silencios de música me estremecen en alma.

xiana dijo...

Hace poco más de una semana fui a ver la Boheme de la Royal Opera House... al cine, retransmitida en directo. Nunca la había visto. Fue mi primera Boheme.
Siempre hay que creer en la redención. El sábado me compré El amante, voy a empezar a leerlo ahora, aunque es tarde, no consigo dormir.

Besos