jueves, 13 de diciembre de 2012

CORRIMIENTOS AL ROJO EN TIEMPO DE ADVIENTO

William McGregor Paxton


Las tortugas te invierten en pupilas de piedra
afiladas lunas crecientes
electrizan la piel
y un corrimiento al rojo anuncia que el tiempo ha llegado
el tiempo de deshacer las sábanas
y arañar los corazones
el tiempo de las cerezas
del hielo en las acequias
(amor ¿esa supernova es cosa nuestra?)
pero los tigres miden las distancias
infinitesimales
que podrían separarnos
la luz o la nada
mientras devoramos niebla


13 comentarios:

xiana dijo...

No sé si por mi afición a los paréntesis, esa frase me ha llamado poderosamente la atención. Si una supernova es cosa de alguien, sólo puede serlo de alguien como tú.
Me alegró leerte.
No devores niebla y araña corazones (pero tan dulcemente que sea imposible distinguir si cada arañazo mata o da vida)

Sobre la pintura... qué lista ella que se pone los calcetines. Con el frío que hace. Parece una niña.

Besos en el cristal helado de tu ventana.

Índigo dijo...

Luz. Hay una luz que araña los cristales y atraviesa la niebla.

Lunática (R.) dijo...

Juan Antonio, mas alla de corrimientos y supernovas, respondeme a una cosita: quieres o no quieres mejillones?
Beso

Juan Antonio dijo...

Gracias, Xiana, eso es muy bonito. Te abrazo.

Índigo, una luz añil, lo sé. Me la descubriste en realidad hace mucho. Un beso.

Ro, eres incorregible. Y adorable, por supuesto. Quiero, pero no los de tu amiga, que son melancólicos y exánimes. Un beso.

alalai cánfora sandra dijo...

Me aboco con más pasión, sin duda alguna, al camino neblinoso de esa supernova que la estrellita de Belén que se disemina en la cumbre de esos arboles sintéticos que decoran los hogares.

Por cierto, hay un disco que se titula "El tiempo de las cerezas"... de Nacho Vegas (amor) y Bunbury, no sé si lo sabías, pero aprovecho y te recomiendo "Días extraños".

Besos!

Juan Antonio dijo...

Oh, gracias, Alalai. No lo sabía, pero lo investigo. Y ya imaginaba que te decantarías por la supernova. Mola mucho más, sin duda.

Besos así de grandes.

Marián dijo...

¡Qué maravilla!
Lo leo y lo leo...y ¡¡me parece de un preciosismo!...

Gracias por compartir, un beso.

Verónica C. dijo...

Si me dicen que si esa supernova es cosa nuestra, capaz soy de dejarle arañar mi corazón y hasta le dejo que me insufle luz en las venas, no te digo más.

Bueno, y lo de devorar la niebla... es una imagen sublime que me llena de lascivia.

Besos

(Bellísimo)

tierramojada dijo...

Dios. Dios, Dios, Dios.

Es que es bestial.
Escribes poesía con una pluma cargada de metáforas. Eso es un don. Aristóteles decía que quien escribe metáforas sabe escribir.

Tú no escribes. Tú haces poesía.
Y me maravillas con ella.

Innombrable dijo...

Muy físico este poema... corrimiento al rojo, supernovas,distancias infinitesimales...dispersión (separarnos la luz), en fin... junto a esos conceptos una cantidad de imágenes que dicen mucho y nos acercas cuidadosamente al principio de incertidumbre.

Un saludo
Carlos

Juan Antonio dijo...

Gracias, Marián.

Verónica, por el amor de un dios... Que uno suele devorar niebla con cierta asiduidad. Besos perfumados. (Ya sé que lo de bellísimo no iba por mí, ya te vale.)

OMG. Después de esto tendré que ponerme a régimen, Tierramojada. Un beso sin fin.

Bienvenido, Innombrable.

lunáticasuicida dijo...

Me gusta la pintura.

Anouk A. dijo...

oh! me gustaron las alusiones astrofísicas, y esa presencia del rojo en mitad del frío, yo también la siento :)

abrazos