viernes, 2 de noviembre de 2012

RITOS CRUENTOS

"Autorretrato" (Federico Barocci)


Quiero tañer tu esponjoso corazón
como un aplicado y cruel maestro del XVII.
Sé que será doloroso, amor,
pero también una experiencia gozosa.
Antes apenas he rasgado el interior de un tórax:
un gemido lascivo, una protesta,
mercurio derretido en nuestra piel,
temblor, oscuridad, fingida muerte,
palabras dulcemente inconexas.
Quiero tañer tu corazón perverso
como un órgano lleno de espantos.
Al fin y al cabo, te lo debo:
lo has suplicado tantas veces.


14 comentarios:

*L* dijo...

Y, como no se deje la "suplicanta", es que es tonta. :P

Besos, Juan Antonio, y feliz Halloween, Todos Los Santos, puente, fin de semana, semana próxima, mes completo, etc., etc., etc... ^_^

alalai cánfora sandra dijo...

El tacto es tan dulce que es casi cruel.

Besos :)

(* dijo...

El corazón como campana, con todos sus ecos. Qué maravillosa imagen, Juan Antonio.

Vera Eikon dijo...

Qué hermosura!!! Parece que me leíste el pensamiento. Que alguien me tocara el corazón es algo que he soñado muchas veces. Por cierto, que respecto a tocarse el corazón u otros órganos hay una película de acción, que no está mal aunque tampoco memorable, que se llama Repomen, y que sí tiene una memorable escena final, donde dos que se aman tienen que meter la mano en el cuerpo del otro para llegar a ciertos órganos vitales para....y no digo más, pero esa escena vale en sí por toda la película(o es que soy yo que no pude evitar verlo desde una perspectiva harto romántica)...Beso

i*- La que canta con Lobos dijo...

Preciosamente elegante. un abrazo!

Verónica C. dijo...

Si se lo dice y hace mientras la mira con lascivia a los ojos, la acaricia con sensualidad, va a estar tan entregada y feliz que se dejará hacer estremecida de placer.

Y luego, ¿lo guardará en una caja de madera de sándalo forrada de terciopelo morado?

Macabro, excitante, demoledor...

Besos Juan Antonio...

Carol Bret dijo...


Hermoso. Muy hermoso.

Setefilla Almenara J. dijo...


!Bellísimo!.

Saludos, paisano.

Sete.

Amanecer Nocturno dijo...

La súplica del dolor me ha conmovido. Tañer corazones es un arte.

Un abrazo.

elena clásica dijo...

Bueno, bueno, Juan Antonio, aquí te encuentro tocando nada menos que el corazón, pero tocándolo de verdad como solo saben hacer los que aman y además son poetas.

La explosión de encuentro brutal que se avecina, el poeta que va rasgando el tórax, aunque suavemente, casi sin dolor, de manera incruenta. Es la llegada al corazón la que expresa la delicia plena, nunca exenta de espanto. Dolor y placer, entrega y delirio unidos.

Habría que recordarle a la musa que hay que tener cuidado con aquello que se desea, corre el peligro de cumplirse.

No podía ser más bello. Enhorabuena.

Qué gusto saludarte, querido amigo.
Un gran abrazo.

Juan Antonio dijo...

Elena, qué alegría encontrarte. Vienes con los primeros fríos de noviembre.

Este poema tiene algo de esas Venus anatómicas que hieren con su belleza mancillada por una mano cruel y amorosa a un tiempo. Sé que tú sabes. La belleza, el espanto, el gozo, la destrucción o el amor, como alguien dijo.

Qué cierto lo de los deseos. No deja de resultar irónico.

Te abrazo dulcemente, querida.

xiana dijo...

Yo quiero aprender a tocar el tuyo...¿a que conservatorio tengo que ir?

Mil besitos y cuando los acabes otros mil y así hasta el infinito

Le.chatnoir dijo...

Bello pero un pelín gore, no? ;)

Besos!

lunáticasuicida dijo...

Me ha llegado. Hasta lo más profundo.