miércoles, 21 de noviembre de 2012

EXCUSAS EXTEMPORÁNEAS

"The smiling spider" (Odilon Redon)


Te advertí que mi corazón estaba enfermo de melancolía
no sé tal vez otra cosa
el mal tiene muchos nombres
y en todos la última letra es una horrible crisálida
infectada de olvido
hedionda
de soledad tal vez
ese moho ruin que envenena las noches
e invita a todas las ratas de mi infancia
al tierno banquete de mi corazón
te lo advertí
pero tú estabas demasiado ocupada corriéndote como una loca

23 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Querida Nuria, no todas las arañas te pertenecen. Algunas transitan por mis sueños sin rubor. Sé que no es un consuelo, pero menos da una escolopendra.

Un abrazo.

xiana dijo...

... da miedo

Amanecer Nocturno dijo...

Ay, ese sexo al final me ha matado.
¿Cómo iba a escucharte en ese estado?

Un abrazo, (Juan Antonio).

Nuria dijo...

Hala! Me has emocionado. Me gusta tu araña transitasueños. Me gusta compartir arañas contigo. Tal vez alguna noche se crucen nuestras arañas en sueños.
En cuanto me encuentre la escolopendra te mandaré su imagen.
Un abrazo. Y gracias por tus arañas.

Nuria dijo...

A qué sabe tu corazón?
El final es...

Abismo dijo...

Y claro... eso no sirve de excusa...
aishhhh XD

Besos abisales

Imaginativa dijo...

Vaya...pues sí que estaba ocupada. Da gusto!

Saludos

Juan Antonio dijo...

Soy consciente de que una araña sonriente da mucho miedo. Sobre todo a seres luminosos como tú, Xía. A cambio del susto te envío todos los besos que quieras.

Esther, lo comprendo. A mí me habría pasado lo mismo. Otro abrazo por lo menos.

Nuria, seguro que eso sucederá alguna vez. Tal vez ya ha sucedido. Y en cuanto a mi corazón... no sé, pero tengo alguna razón para pensar que sabe a sándalo. Besos.

Imagino extrapolar la escena a un fondo abisal enloquecido por el silencio y la presión. Besos abisales, querida amiga.

Bienvenida, Imaginativa. Es un placer.

i*- La que canta con Lobos dijo...

A veces estamos tan ciegos que por mucho que nos adviertan... besos!

alalai cánfora sandra dijo...

tal vez valió la pena correr el riesgo, valga la redundancia xD

Besossss

Magda Robles dijo...

Incisivo, certero... adictivo.

Verónica C. dijo...

Pues vaya...

Raquel F. dijo...

Me gusta mucho Odilon Redon: sus colores, su simbolismo, su melancolía...

Claudia Herrera dijo...

Disfruto cada una de las ilustraciones.... excepto esta :)

lunáticasuicida dijo...

Una vez me aconsejé: Mata tu propia araña.

HADALUNA dijo...

Un corazón enfermo de melancolía se cura con una dosis de sonrisas...

Besos mágicos.

g dijo...

¿Crees que era el mejor momento para hablarle de los miendos que te devoran por dentro?

Anónimo dijo...

Esta criatura sin nombre está desconcertada. Es tan desgarrador que me ha sacudido.

Juan Antonio dijo...

USW

Juan Antonio dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras, criaturas con nombre o sin él.

Meryone dijo...

¿A quién puede darle miedo una araña sonriente?

Y... mal momento para advertir. Lo siento, tengo que preservar mi personalidad de enfant terrible en este blog.

Besos. Besos, besos, besos

Juan Antonio dijo...

Meryone...

Hanna Xesco dijo...

En ese momento no podría escuchar...
quizá solo gozar.
Besos