domingo, 28 de octubre de 2012

UN COCODRILO QUIETO BAJO LA TIERNA PROTESTA DE LOS ASTROS

Nueva York en los años 20 del pasado siglo


Sé que las iguanas vendrán a morder a los insomnes. Sé que nuestro destino es encontrar al cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros. Sé que nadie duerme en la ciudad sin sueño. Tampoco tú, soledad. Lorca lo dejó anotado en la más hermosa e hiriente instantánea.

Sé que un niño llora desconsolado desde la tierra aún fresca de su reciente sepultura. Sé que los muertos pierden a menudo un zapato. Y eso me pone tan triste. Más que los ojos translúcidos de los caballos. Más que la mordedura urgente de la soledad. Más que esas palabras tuyas que hoy saben a óxido y a olvido. Nada me entristece tanto como la certeza de que los muertos pierden a menudo un zapato.


CIUDAD SIN SUEÑO

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!
Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.
No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Poeta en Nueva York, Federico García Lorca

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi poeta favorito describiendo un mundo a la deriva, un mundo perdido, insensible, acabado...... actual siempre García Lorca.

En ese poema hay muchos versos impactantes,cortantes como el filo de la navaja, duros como el acero. Me quedo con el final:

Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros
.

Verónica C. dijo...

Nadie duerme sin sueño y nadie vive si no ha muerto aunque sea un poco en el día a día.

Te inspiraste bien en tu texto.
Este poema de Lorca da mucho juego, es un mundo inmenso.

Besos Juan Antonio, con una corona de dalias hoy



Raquel F. dijo...

Poeta en Nueva York es uno de mis poemarios favoritos, uno de los mejores en lengua castellana sino el mejor.

Maribel Flores dijo...

En estos días estoy volviendo a leer este poemario genial, único. Con ese vocabulario tran atroz, tan rico tan laberíntico. Tan carne viva, como F. dice tan bien dicho. Me emociona cada vez que lo leo y me veo diminuta diminuta. La más diminuta escribiendo un poema.
Un abrazo Juan del alma.

merce dijo...

Maravilloso....!!!!

Vendré a releer, a sentir cada palabra en el borde del suspiro, del lamento...que eriza la piel y vierte
anhelos de sueños y descansos de dulces amaneceres.


Un beso

P dijo...

Te echaba de menos en mi blog. Gracias por pasarte y por tu comentario.En cuanto a esta entrada, me impactó recordar unas viejas fotografías de fosas comunes y como siempre faltaba un zapato. Un abrazo grande también para ti

lunáticasuicida dijo...

Las palabras con sabor a óxido son hediondas, además de repugnantes.
Buen poema.

Walter Dardo Bohmer dijo...

"Más que la mordedura urgente de la soledad"... búsqueda fenética de un antídoto que se evapora, como una efimera sensación de satisfacción.

Le.chatnoir dijo...

Sabes? con Lorca y la exasperante -aunque a la vez fascinante- New York me acabas de camelar, querido. :)

Besos.

Marisa dijo...

Este es el Lorca que más me gusta, el que vino de Nueva York cargado de surrealismo y del horror y despersonalización que le produjo esta ciudad donde se oprimía al débil y al marginado, y donde en cada esquina se podía encontrar ese zapato que perdió el difunto porque Nueva York era una ciudad de muertos.

Buena selección de este libro de poemas de Lorca. El titulado "La aurora de Nueva York" también plasma con mucha exactitud a ese cocodrilo escondido bajo las escaleras de los rascacielos que censuraban el brillo de los astros.

Un abrazo, Juan Antonio.

Marián dijo...

"Un pájaro de papel en el pecho
dice que el tiempo de los besos no ha llegado"
Vicente Aleixandre.

Con esta cita comienza Federico su CALLES Y SUEÑOS (III parte de poemas, de Poeta en Nueva York)
"En la marchita soledad sin honda
el abollado mascarón danzaba.
Medio lado del mundo era de arena, mercurio y sol dormido el otro medio."

Yo es que lo mire por donde lo mire, Federico García Lorca me recuerda a su tocayo alemán ¿Tú no lo crees así, Juan Antonio?

Besos.

Juan Antonio dijo...

Marián, esa cita de Aleixandre, como toda su obra, es portentosa. En mi opinión hay que leer a Lorca en la adecuada compañía de Aleixandre y de Cernuda. Son tan indisolubles y complementarios el trío Haydn-Mozart-Beethoven.

¿Te refieres a Hölderlin, transitando desde el clasicismo al romanticismo con obligada incursión en la locura? ¿A Schiller, creador de una nueva dramaturgia democrática? ¿O a Nietzsche, el poeta de las epifanías apocalípticas y maestro del vitalismo? Tal vez Lorca tiene algo de los tres. ¿Hay más Federicos germánicos que tal vez olvido en este instante?

Hanna Xesco dijo...

Qué buena elección, una obra tan grande tan viva, un poema que describe a este mundo actual; me encanta F G Lorca.
Siempre tan interesantes tus post,te dejo un beso.

Imaginativa dijo...

Un poema increíble, muy adherido al mundo actual. Me encanta el ritmo que desprenden sus letras. García Lorca, sin duda alguna, era único.

Saludos.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Preciosa poesía de Lorca! Besoos!

Setefilla Almenara J. dijo...


Buenas noches, Juan Antonio;

Considero que Federico G.Lorca es un poeta difícil de leer en ocasiones. Es hondo, muy hondo, es oscuro y sufriente. Sin embargo su obra en teatro es otro cantar, es que me apasiona.

Este poema en cuestión es una ráfaga de sensaciones, fíjate en esas anáforas delirantes, insiste una y otra vez; "No duerme nadie", se obsesiona con la actividad sempiterna de la ciudad, y en la crónica sentimental de metáforas, encontramos elementos tan dispares como geniales,insectos, reptiles, muertos, niños, estos dos últimos objetos redundantes para Lorca, en fin. Si lo pienso, imagino el impacto que una ciudad como Nueva York causaría en un poeta con profundas raíces hispánicas,¿verdad?,eran además otros tiempos.

Decirte que hace unos pocos años asistí al espectáculo que dirigia Blanca Li con motivo del festival de la Alhambra; En esa edición, "Poeta en Nueva York" fue la obra elegida y se representó en el Palacio de Carlos V. Todos aquellos bailarines y Lorca...fue, mágico y fastuoso, uno de los espectáculos más hermosos que haya visto nunca.

Gracias por deleitarnos con un enunciado como el que has hecho, y gracias por traer la poética de Lorca.

Saludos atentos.

Sete

Anónimo dijo...

I really appreciate your post and you explain each and every point very well.Thanks for sharing this information.And I'll love to read your next post too.