viernes, 12 de octubre de 2012

DE SALOMÉ A CELAYA CON TRANSBORDO EN UN LUGAR LLAMADO NOSTALGIA

"Salomé" (Federico Beltrán Masses)


Reivindico hoy la palabra urgente y subversiva de Gabriel Celaya. Sí, ya se que alguien se extrañará. Temo haber aquilatado una imagen de dilettante cínico sin otra raíz que la melancolía aristocrática y fatalista que de adicción se convierte en afirmación metafísica. Es lo que tiene adorar doncellas prerrafaelistas de piel pálida, rojos cabellos y con taza de láudano siempre a la mano.

Porque la nostalgia de lo que fui y lo que soy, supongo, ha llamado a los portones adormecidos de la conciencia. Sí, Celaya, con sus gaviotas veloces, altas gaviotas, con sus rudos y hermosos Cantos íberos, es mi adolescencia. Con Lorca, las vanguardias, la poesía de los malditos, el teatro,  el estigma vampírico presentido al aroma de las primeras rosas en las tardes de abril, el descubrimiento de Mahler, la lenta e infalible construcción del mito de Salomé. También los conciertos en el Centro Artístico y las veladas en el Café Suizo, sempiternas amigas de mediana edad tan adorables como decadentes, sesiones de piano a cuatro manos en las que se lee a Chesterton o a Rilke y se acaba en el escalofrío de presencias fantasmales, paseos por los jardines del Salón bajo la misma luna que sentenció a muerte la poesía de ángeles impuros y carnales hasta la blasfemia.

Porque hoy es octubre. Porque me viene en gana.


LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son acto.


Cantos íberos, Gabriel Celaya

14 comentarios:

Jess dijo...

Me ha gustado, nunca lo habia leido.

y604 dijo...

Todo un himno de un mensaje que sigue vigente, relatando una vida, la tuya, la nuestra, la de algunos ..
lo esencial de un ser que continúa siendo el mismo.
:) Gusto da leerte .. por los momentos íntimos que compartes.. como este, tu presente y tu pasado atemporales traspasando tus vivencias y recordándonos las nuestras
Gracias.

lunáticasuicida dijo...

Una entrada muy acertada. Un saludo.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Poesía, el arma voraz del alma. Eres muy elgante jaja :P

Lilith dijo...

Sincretismo. Sí.

chatnoir dijo...

La nostalgia a veces no solo llama, aporrea...!

Besos.

Verónica C. dijo...

Y porque me da la gana a mi ya he leído tu entrada hoy, desde la mañana a la noche, varias veces.
Me resuena tan adentro que casi son mías tus palabras.
Incluso ese poema, no podía ser de otra manera, lo susurré en noches melancólicas entre humo y contrabajo de fondo cuando mi pelo era rojo.
Ya ves...

Besos

Mayte dijo...

Esa poesía era la favorita de un amigo que siempre lucho por la verdad, por lo honesto, me conmueves hoy en un octubre perdido en la nada.

Besos.

Sonata Catorce dijo...

La poesía es un arma cargada de futuro...

Sonata Catorce dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=bKnEaCweikg

;)

Juan Antonio dijo...

Claro, Sonata catorce. Gracias.

Capitán Placenta dijo...

Es curiosa la sensación que se produce al pensar en qué hacíamos, qué leíamos, qué escuchábamos en otro tiempo. Se aparecen bellos tus recuerdos.
En cuanto a la poesía...

Besos

Suspiro dijo...

Que preciosa entrada, en verdad fascinante! un poema que impulsa a los verdaderos amantes de la poesía.

Abismo dijo...

Pues porque es octubre y porque viene en gana... disfrutando del poema y tus letras

Besos abisales