jueves, 6 de septiembre de 2012

ÍNFIMAS TRAGEDIAS

"Interior with young woman from behind" (Vilhelm Hammershoi)


Dónde, di. En qué improbable alcoba olvidamos las palabras precisas que dibujaban el otoño. Como el loco aleteo de las golondrinas en marzo nos devuelve a la vida y a la muerte. Pero con voz más dulce, más dorada. Sé que no recuerdas. Yo tampoco. Nadie. Pero estoy seguro. En alguna estancia, agazapadas en la penumbra que frecuentaban nuestros cuerpos, desprevenidas, mudas, esperan aún las palabras que un día olvidamos pronunciar.

10 comentarios:

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

Excelente Juan
Saludos

Gala dijo...


Ínfimas o eternas...
Cuando se olvidan las palabras que en otras épocas deciamos sin pestañear es que se masca la tragedia.

Besitos mediterráneos.

Isa. dijo...

Se pierden las palabras y otoño se desdibuja con cada hoja que cae...

Victor Aranda dijo...

Me ha gustado la conjunción entre pintura y texto, me han evocado mucha tristeza en ambas.
Saludos

i*- La que canta con Lobos dijo...

Delicadeza otoñal todo inundado de melancolía. Besos!

Raquel F. dijo...

Como siempre: sincronía absoluta entre imagen y texto. Hermoso.

Mayte dijo...

Con la luz encendida la vida palpita siempre en tus palabras.

Besos.

mj dijo...

Esas palabras se olvidan por falta de uso y caen en un pozo olvidadas.
Me parece excelente este texto, ínfimo y tragico, pero muy bueno.
Un saludo

g dijo...

Palabras que no se dijeron pero que resuenan por doquier, afinando el eco de nuestra alma.

Setefilla Almenara J. dijo...



Las palabras que no dijimos, ¿a dónde irán...?
Tu áspero mensaje me pone a pensar.

Saludos
Setefilla