miércoles, 11 de julio de 2012

OTROS LABERINTOS

Nueva York, 1931


Le vi una noche de insomnio, cuando paseaba desesperadamente, tratando de salvar mi alma y mis visiones. Mi traslado a Nueva York había sido una equivocación; porque al buscar el prodigio y la inspiración en los laberintos hormigueantes de calles antiguas que serpean interminablemente desde olvidados patios y plazas y muelles hasta patios y plazas y muelles olvidados también, y en las torres ciclópeas y pináculos que se yerguen negros y babilónicos bajo lunas menguantes, no había encontrado sino una sensación de horror y de opresión que amenazaba con dominarme, paralizarme y aniquilarme.

(...)

Jamás he intentado volver a esos laberintos tenebrosos, ni enviaría allí a ningún hombre en su sano juicio. No tengo idea de qué ser era aquél; pero repito que la ciudad está muerta y llena de horrores insospechados. No sé adónde habrá ido; yo he regresado a casa, a las callejuelas puras de Nueva Inglaterra por las que corre la suave brisa marina al atardecer.


Él, H.P. Lovecraft

10 comentarios:

chatnoir dijo...

Uno de mis "pendientes"... xD

Bisious!

María dijo...

Laberintos perdidos en el ocaso de las tinieblas.

Un beso.

Verónica C. dijo...

Qué grande es Lovecraft, Juan Antonio, y lo que más me atrapa de él es precisamente eso finales donde no hay esperanza, sólo más terror y ninguna salida.

Yo no iría a ese laberinto, a otros puede, pero a ese como que no :D

Besos querido mío, la brisa envuelve las penumbras

menteinvisible dijo...

oh!newyorknewyorkabeautifultown

La Isla Misteriosa dijo...

sólo...falta...él.

http://laislamisteriosa1810.blogspot.com.es/2011/09/el-sueno-de-la-razon-produce-monstruos.html

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
i*- La que canta con Lobos dijo...

New York siempre me recuerda al poeta Lorca ;) genial el texto y la imagen! Besos!

Abismo dijo...

Descripción+sentimiento perfectamente unidos ;)

Besos abisales

xiana dijo...

Durante bastante tiempo mi hermana, que compartía habitación conmigo, me leía a Lovecraft y a Poe.
Siempre me ha encantado que me lean y ella consiguió que me enganchara a estos dos grandes.

Besos nada aterradores

Natalia Ortiz dijo...

Desconocía por completo a Lovecraft...
Es un poco triste ir en busca de prodigio e inspiración y encontrar el horror, pero en unos laberintos como aquellos, qué podemos esperar.
Un abrazo :)