domingo, 8 de julio de 2012

CONVOCATORIA DE AQUELARRE

"Vuelo de brujas" (Francisco de Goya)

Rugen tormentas en los sótanos más oscuros de la memoria. ¿Acaso no escuchas el eco turbio de sus razones? Tu corazón (lo que queda de él) no debería faltar a tan electrizante acontecimiento.

14 comentarios:

Gala dijo...

La razón de la memoria oscura y el corazón casi nunca van de la mano, por eso igual se baten en duelo en el aquelarre, para aunque sea mediante un hechizo, se borren las huellas dolorosas del tiempo que hacen que el corazón siga sufriendo a pesar del tiempo.

Besitos mediterráneos.

Dahlia dijo...

Quizás lo que queda de corazón está destrozado precisamente de tanto escuchar tormentas.
Un abrazo.

i*- La que canta con Lobos dijo...

un llamamiento a la locura y a los truenos. Me gustan las tormentas y los conjuros. Besos

Verónica C. dijo...

Seguro que acude a la cita.
Hay ecos que tiran fuerte y el eco de las tormentas siempre son un reto.

Besos

La Isla Misteriosa dijo...

Por fin un poco de arte. Me voy a quedar por aquí. Gracias Juan Antonio.

Magda Robles dijo...

Akelarre... acudiendo a la cita.

Occam dijo...

A veces tan solo vengo a verte para insuflar algo de aire fresco a mi cerebro.
Gracias, las pinturas y tus reseñas poeticas logran abstraerme del mundo. Hoy a demás esa lucha entre lo (ir)racional y el deseo impulsan con mas fuerza ese aire.
Un beso

alalai cánfora sandra dijo...

La conciencia es un voayeur sin diagnóstico.

Besos!

xiana dijo...

No es por nada... pero yo creo que hay veces que es mejor quedarse en casita.
Bicos! :)

Leticia dijo...

No hay corazón que no haya experimentado un infierno en la senda del vivir. Tú escritor,hoy lo haces presente. Un placer.

Smith. E dijo...

Y yo no puedo dejar de visitarte.
Siempre un lujo. Arte tus letras acompañadas de tan hermosas imágenes.

Te abrazo*

Abismo dijo...

Me encanta!
Deberíamos escuchar ese trozo de corazón que queda, antes de que se chamusque...

Besos abisales

Natalia Ortiz dijo...

Me gustan tus palabras... ¡pero qué miedo! No creo que acudiera a la cita jaja, mejor refugiarse y no tentar a la suerte.
Un abrazo :)

vera eikon dijo...

Sin el corazón nada acontece, querido. Todo pasa de largo...Bicos(a moreas)