sábado, 2 de junio de 2012

TORMENTA, TÚ

"Time past (The principle of invisibility)" (Margarita Georgiadis)


Algunas palabras tienen magia. Tormenta contiene en sí el temblor de las nubes estremecidas y el milagro de la lluvia sobre los tejados. También el deseo de ser lluvia, de deshacernos sobre las ciudades y los campos, de intuir el relámpago antes de que unas pupilas mueran repentinamente atravesadas por la luz y sea el fin.

Tormenta. Y tú, mi tormento, formas parte de todas las tormentas que han descargado en las tardes de mi vida. Sí, también las de entonces, cuando aún no existías.

19 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

TORMENTA.
Es una palabra muy sonora y electrizante, no sé por qué creo que jamás la he usado al escribir. Intentaré hacerte caso y dejar que fluya la magia.

Un beso.

*L* dijo...

Pues a mí me da que no te apetecía guarecerte de las tormentas, ni resguardarte de los tormentos... :P

A ver qué te parecen estas dos versiones del clásico de Vivaldi:

KATE CHRUSCICKA - Storm (Electric Violin)


VANESSA MAE - Storm (Vivaldi Techno)


Besos, corazón.

Verónica C. dijo...

La palabra tormenta me fascina; las tormentas me gustan; los tormentos es mejor canalizarlos en letras. Este sentimiento que pones en estas palabras me suenan a melodías de dulces tormentos deseados y añorados.

Besos Juan Antonio, que tengas una noche mágica

Nuria dijo...

Me encantan las tormentas, la lluvia, el petricor (si hiciesen un perfume así lo usaría, y olería siempre a lluvia recien caida, a tierra recien mojada), la atmósfera vibrante, espesa, ...
Los tormentos no tanto.
Besos de tormenta (aquí el cielo parece dispuesto a ponerse a llorar en cualquier momento).

Jess dijo...

Me encanta la lluvia, el asfalto mojado. El ruido del trueno y la luz en el cielo.

La susodicha dijo...

Admito un rebautismo, si alguien me nombra su tormento. :)
Muy transpirable en la ultimo párrafo.

xiana dijo...

Me gusta más la parte de las nubes estremecidas que se derraman por los campos y los tejados. El agua es la primera fuente de vida.
¿Los tormentos? Los dejo para otro momento, ahora me quedo aquí, al calor de esta tormenta de primavera. Quizá cuando llueva un poco menos salga un precioso arcoiris. No quiero perdérmelo por nada del mundo :)

Señorita Demakrada dijo...

Ese tú, me ha salpicado el pecho y recalado en mis entrañas

Galia B. dijo...

Hoy recojo parte de esa tormenta, Juan Antonio. Las de primavera suelen ser más salvajes y por eso saben distinto, más intensas que las aguas otoñales.

Un beso de domingo.

Abismo dijo...

No hay nada que me guste más que la tormenta... y acompañada con tus fantásticas palabras

La imagen me encanta

Besos abisales de domingo

Isis dijo...

Bonito texto, tiene la magia de una tormenta.

Saludos!!

alalai cánfora sandra dijo...

Y cuando no hay tormenta a veces hasta la calma es aborrecida, y aquí en Mallorca está a punto de caer una buena.

Besos

Alba Flores Robla dijo...

Y anhelo. Y tiritar.

Fran dijo...

Aun así disfrutábamos del paisaje, violento, incapaz de fraccionarse...

saludos

Smith. E dijo...

Es bellísimo.

Isa. dijo...

Me gusta.
Creo que algunas palabras esconden mucho tras de sí, aunque no sea siempre igual para cada uno...

i*- La que canta con Lobos dijo...

Precioso el cuadro, gracias por la descubrición! Me gusta la lluvia, pero muchos no cuando me toca coger la bicicleta que es a diario. Un beso! Y hay que tener cuidado con las Tormentas metafísicas ;)

Ann. dijo...

Mágia tienes tú y la transmites con tus palabras.

María Isabel GS dijo...

Tormenta, qué bonita palabra y qué mejor sensación.

Puede llenarse una sola palabra de tantas cosas...

Me ha encantado, como siempre que te leo, lo que escribes.

Un abrazo enorme. :)