martes, 26 de junio de 2012

TE MIRO EN SILENCIO SI NO ESTÁS

"Reclining nude" (Fernand Toussaint)


Fuego
sienes
alcoba
susurras
tierno
violento
matas
mueres
muerde
he dicho mátame
hazlo
sabes
puedes
quieres
sola
deriva
sueñas
muero

20 comentarios:

chatnoir dijo...

Me encanta!

p.d. uno de mis pasatiempos preferidos es buscar sinónimos, antónimos o lo primero que se pase por la cabeza y crear una especie de diálogo...a veces te llevas más de una sorpresa con el resultado.

Besos.

Leticia dijo...

El encadenar palabras y sus significados,más allá del signo, siempre ha resultado retador y creativo. El fuego abre y el sueño cierra esta entrada... Bella.Saludos

Smith. E dijo...

A mí me encanta venir y mirar - te

;=)

Capitán Placenta dijo...

Las palabras sin adornos y la pasión sin peros.
Besos

Abismo dijo...

te mató
perfecto
me alegro
;)
Besos
abisales

Verónica C. dijo...

Palabras.
Simples.
Sin más.
Diálogo.
Sensación.
Mundo.
éxtasis.

Definitivamente tienes un don, Juan Antonio, con unas palabras toda una secuencia de imágenes.
Tu si que me muerdes y matas, qué gusto...

Besos

Mayte dijo...

Entrega y pasión.

Besos.

Señorita Demakrada dijo...

ssssh

mmmmm

muak

calmA dijo...

Sucesión de palabras muy bien ligadas. Hermoso conjunto.

Saludos

Anónimo dijo...

:) Bellísima elección de obra pictórica, más bellas tus palabras..
Un poema ..

SILENCIO
Cabelleras y sueños confundidos
cubren los cuerpos como sordos musgos
en la noche, en la sombra bordadora
de terciopelos hondos y olvidos.

Oros rielan el cielo como picos
de aves que se abatieran en bandadas,
negra comba incrustada de oros vivos,
sobre aquel gran silencio de cadáveres.

Y así solo, salvado de la sombra,
junto a la biblioteca donde vaga
rumor de añosos troncos, oigo alzarse
como el clamor ilímite de un valle.

Ronco tambor entre la noche suena
cuando están todos muertos, cuando todos,
en el sueño, en la muerte, callan llenos
de un silencio tan hondo como un grito.

Róndeme el sueño de sedosas alas,
róndeme cual laurel de oscuras hojas
mas oh el gran huracán de los silencios
hondos, de los silencios clamorosos.

Y junto a aquel vivac de viejos libros,
mientras sombra y silencio mueve, sorda
la noche que simula una arboleda,
te busco en las honduras prodigiosas,
ígnea, voraz, palabra encadenada.
Aurelio Arturo.
Star. Asun

Amanecer Nocturno dijo...

Un poema perfecto para este calor. Se lee de forma cortante y directa, y me ha gustado mucho Juan Antonio.

Un beso.

Galia B. dijo...

El desvarío perfecto para una tarde de calor y cloro. Mañana será sal.

Un beso, transmitiendo un poco de humedad.

Anónimo dijo...

Esto sabe mejor de lo que imaginaba, y mira que siempre como con los ojos...
Cuantos mordiscos te/me debes?

i*- La que canta con Lobos dijo...

Palabras clave ;)

Nuria dijo...

Guau! Me has dejado sin palabras... y sin aliento.
Besos!

Occam dijo...

Acojonante! me he deslizado por el poema cuesta abajo sin frenos, sin miedo.
Bravo!

Ainnoa♥ dijo...

No habia visto nunca tu blog pero me gusta lo que escribes

xiana dijo...

Me encanta. Tengo la carne de gallina. Necesito un abrazo.


Besos

Imilce dijo...

Juego de muerte, para nacer la vida.

Setefilla Almenara J. dijo...

Sete dijo;

Apuntas
Letras
Disparas
Ideas
Matas
Almas
Cándidas