sábado, 16 de junio de 2012

TAMBIÉN YO APROBÉ LA LÓGICA DE PRIMER ORDEN

"Stehender Mädchenakt mit Dolch" (Otto Müller)


Dejad que la oscuridad haga su trabajo. Hay tantos besos que borrar (o no). Que el olvido (inexistente) extienda yedras sinuosas sobre los miembros (ausentes). Que nos jodan (o sí).

25 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Literalmente.

Túconmigo dijo...

Literalmente.

Preciosos los cuadros que has publicado de Otto Müller. Siempre me ha gustado mucho.

Verónica C. dijo...

Literalmente.
Juan Antonio, la oscuridad siempre hace su trabajo sin miramientos ni adornos.
En todo estoy de acuerdo, pero los besos... esos no los borra (ni un así), si acaso los adormece un rato.

Tienes un don para las letras, ya te lo he dicho otras veces :)

Besos

Marc Verlén dijo...

(O también y, sin embargo, sí)

Un saludo.

La susodicha dijo...

...la parte final entre parentesis, mi mente la torno alegato...jaja
¡¡Oh, si!!
Como revulsivo a la oscuridad, se me antoja de lo mas efectivo.

Nuria dijo...

O sí... Buen final. Me gustan tus paréntesis.
Besos (más).

P dijo...

Dejemos pues a la oscuridad hacer su trabajo. Hoy se lo permito, otros días no. Gracias por tu visita a mi blog. Un abrazo.

María dijo...

Eso, tienes razón, que la oscuridad haga su trabajo.

Un beso.

Seo dijo...

jooo eso es lo que yo siento :(

joaquin dijo...

conciso y certero como una cirugía

un saludo, amigo

Dahlia dijo...

La oscuridad siempre hace su trabajo.
Grandes palabras.
Un abrazo.

Laura Uve dijo...

Si literalmente así lo quieres, que así sea.

¿Cómo entiendes la lógica del primer orden?
¿Como sistema lógico en torno a la cuantificación sobre individuos o como sistema formal diseñado para estudiar la inferencia en los lenguajes de primer orden?

Prefiero hilar besos del olvido con tus palabras que darle vueltas a la lógica de primer orden.

Otto Müller me encanta.

Besos!!

Pájaro de fuego dijo...

Realmente, preciosa frase :)

Capitán Placenta dijo...

La oscuridad nunca es absoluta. Hasta el último aliento exhalado tiñe el aire... Prefiero pensarlo así. Amanece en Singapur.

Capitán Placenta dijo...

¡Besos! (Que se me olvidaba, jajaja...)

Ann. dijo...

Haces que me sucumba totalmente en ella.
Atrapa tanto tu literatura...

Ann.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Juan Antonio, mi niño. Apareces y desapareces como los Ojos del Guadiana, pero es un gusto venir a verte, aunque mi tiempo escasea y hasta por ello he deshabilitado los comentarios de mis blog, porque me resulta imposible devolver visitas y comentarios a tiempo real.

Tras esta aclaración, decirte que no te olvido, a pesar de las sinuosas hiedras, porque las cosas buenas no se olvidan, y las malas tampoco, y los besos de amor y pasión encendida, no los borra ni cristo (¿o sí?)

Besos, éstos castos y puros, para que pasen la censura, ¡ea!

Mayte dijo...

Se se habrán sensaciones y se dejen las insinuaciones lejos de la realidad...

Besos.

Isa. dijo...

Con ese título, no he podido evitar ver los paréntesis como formalizaciones lógicas... jajaja

La oscuridad siempre termina por hacer su trabajo. Muy bonita la entrada.
:)

Smith. E dijo...

Dejad a la oscuridad siempre.

chatnoir dijo...

( hay que joderse...) ;)

Besos!

i*- La que canta con Lobos dijo...

o no... pero sí la oscuridad es un lugar envolvente. Besos

Claudia Tubilla dijo...

Me gusta, con chuleria

Galia B. dijo...

Alto y claro, que así sea

aina dijo...

Besos también para ti.

Un gesto muy simpático el tuyo. Gracias.