jueves, 7 de junio de 2012

ESQUIVA


"A mermaid" (John William Waterhouse)


Nunca te tuve en las orillas soleadas de mi vida,
esquiva, hiriente.
Sólo reflejo breve en la noche,
amarillenta luz,
ausencia cercana con nombre
(esas son las peores).

Océanos sembrados de escarcha
eran tus pechos fríos
si al despertar los frecuentaba.
Torpes constelaciones dibujaba
en las cartas astrales de tu cuerpo.
Pero tú esquiva, hiriente,
borrabas con tu saliva todo rastro,
toda huella de mí
(hasta perderme).

Nunca pintaste mis tardes de dorada ternura,
hermosa, esquiva.
Bien lo sé.
Cruel era tu boca al besarme
con sonrisas de acíbar
mientras pronunciabas un nombre
(y me dabas muerte).

23 comentarios:

M.E. Sanchez Almansa dijo...

Precioso poema... y el cuadro me encanta. Un beso, guapisimo.

Mayte. dijo...

Ultimamente estos poemas me inspiran, me arrebatan, sencillamente disfruto de cada palabra, es usted un lujo que lo sepa.

Besos.

MagaRL dijo...

Quizá sea por las escamas, que la hermanan un poco con la sierpe... cruel dueña de un destino. Sigue siendo un placer olvidarme en este laberinto. Un beso Guía.

María dijo...

Hiriente esquiva que nunca pintó tus tardes de ternura, no se merece ni tu pensamiento.

Un beso.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Precioso. "ausencia cercana con nombre" Has transformado la melancolía en un océano de metáforas. Un abrazo!

Amanecer Nocturno dijo...

El resto se puede borrar del cuerpo pero no del alma.

Un abrazo

Verónica C. dijo...

Es verdad, las ausencias cercanas con nombre son las peores.

Si un cuerpo sigue frío al ser besado, si esquiva y hay otro nombre en sus labios mejor será seguir otras constelaciones.

Besos

chatnoir dijo...

Las relaciones tormentosas, esquivas e hirientes son las que más huella dejan, curioso verdad?

Besos.

Capitán Placenta dijo...

Dejarse perder en otro cuerpo...Tan arriesgado como inevitable.
Un beso!

xiana dijo...

Yo tengo una ausencia con nombre... De hecho nombre es lo único que tiene.
Ni tacto, ni sabor, a penas sonido.
Está a punto de olvidárseme su música...

Besos

Pétales de fées dijo...

Poema sublime de amor para dar besos mortales desesperados ... y me encanta este Waterhouse sirena.
Buen fin de semana mi querido amigo!

Juan Antonio dijo...

Sólo a título de aviso para navegantes... Hace más de tres años, cuando escribí este texto, había puesto una sirena en mi vida. Ahora no hay sirenas en mi vida. Hay muchas otras cosas igualmente fascinantes. Y duelen menos.

Gracias a todos, sois adorables.

Nuria dijo...

Las sirenas son así de crueles, y también fascinantes.
Me gusta muuucho el cuadro. Y el poema... Increible como siempre.
Dibujas constelaciones? Interesante.
Un beso de lamia.

Fabiana Andrea Molina dijo...

Realmente hermoso...
A los hombres perdidos de amor por una, hay que aprovecharlos...
pero el amor es tan injusto... sospecho que mientras mas fuerte, menos correspondido...

Besos!!
Fabi

Mayte dijo...

Ausencias de manos, de vida, de amor....pero siempre presente en palabras en memoria.

Mil besos.

alalai cánfora sandra dijo...

Habría que tener branquias para sobrevivir, pero el ahogo hasta es dulce.

Me encaaaaaaaaaaaanta Waterhouse

Ana dijo...

Parece que has decidido amarrarte al mástil como Ulises. Nada que objetar, ante algunas sirenas más vale amarrarse o taparse los oídos con cera.

Saludos.

(* dijo...

Ay esos tactos exclusivos de la noche... el misterio enmarañado del deseo.

Galia B. dijo...

Que bonita manera de paliar el dolor, tus letras, tus poemas. Esas nereidas que tan bien describes siempre me dieron miedo, algo que es mitad humano, mitad pez no puede significar nada bueno. De todas formas me alegro que ya no exista tal sirena, me alegro que sean otras cosas las que no te lastiman.

Gabriela Amorós dijo...

Asola hasta intranquilizar, es penetrantemente proceloso e inunda finalmente mientras "pronunciabas un nombre (y me dabas muerte)". Me ha dejado un veneno dentro.

Te beso siempre.

Anónimo dijo...

Todo se va a arreglar, cerdito. Pronto tendrás noticias. Lo siento.

joaquin dijo...

qué bien y con qué equilibrio te manejas en estos terrenos tan movedizos

g dijo...

Creo que podría ser perfecta sirena... ¡tanto me parezco, a veces, a lo que cantan tus versos!