domingo, 22 de abril de 2012

ELOGIO DEL LABERINTO

Jake Baddeley


Eres el arcano que recorre cada madrugada las galerías del laberinto. Tu materia es la de las cosas improbables. Tu lengua es dulce y sume en el abandono del martirio. Clava, ahonda, no tengas miedo. Sólo es un sueño. O la vida.

29 comentarios:

chatnoir dijo...

Veo a Ariadna y los miedos se disipan.

Besos.

i*- La que canta con Lobos dijo...

Ya sabes que la vida es sueño y los sueños, sueños son ;)

alalai cánfora sandra dijo...

No existe ninguna probabilidad ni una única percepción, todo se entremezcla en el tacto, el sueño y viceversa.

Dices tanto en pocas líneas...


Un beso!

Nuria dijo...

Ay, los sueños... Yo a veces no los distingo de mi vida. Es lo que tiene soñar despierta.
Un beso!

Mayte dijo...

Y el sueño en tu palabra vida.

Besos!

Galia B. dijo...

Pues nada mejor que vivir persiguiendo sueños, o como dicen ahí más arriba, no ser capaz de distinguir lo uno de lo otro. Al fin y al cabo si nos limitásemos a vivir sólo de realidades no tendría mucho sentido continuar por aquí. De nuevo gracias por letras tan introspectivas como estas. Un beso.

Laura Uve dijo...

Las posibilidades del laberinto siempre me han atraído, porque siempre me han encandilado las "cosas improbables", los sueños...

http://www.youtube.com/watch?v=E7iJFu2v9x0

Un beso!!

Verónica C. dijo...

Los laberintos son grandes maestros que nos desvelan el misterio del interior.
Recorrer uno es un camino iniciatico lleno de sorpresas y aventuras.

Este "Elogio del laberinto" contiene toda la magia y misterio intacto.
Bellísimo.

Besos

calmA dijo...

Ya te lo han dicho casi todo mis predecesoras en comentar, cosas con sentido, magia y cariño, así que añado, que leyéndote, ni que sea por un momento me has hecho sonreir, pensando lo dada que he sido a emprender vuelos de altura y lo que ahora mismo me cuesta tan siquiera verlos en perspectiva.
Gracias, porque me encanta como escribes y lo que escribes.

Jess dijo...

Me gusta el texto. Odio los laberintos, llevo mucho tiempo en uno.

Estrella Altair dijo...

Ummm suena bien, es como apasionada y contenido a la vez..

clava.. pero en sueños o en vida..

ahí está la clave..

besos clavados, sin clave..

MagaRL dijo...

Improbables, imposibles, innombrables e innombradas, mas siempre enredadas en cada amanecer...

Ginebra dijo...

Vivo en un infinito laberinto donde mis miedos no existen y sí los sueños de recorrerlo entre muros de piedra y hiedra que se enreda, en él me cobijo de la frivolidad de la llanura rasurada y seca que hay fuera…y vivo, y siento, y me entrego al misterio de cada puerta y recoveco…

Preciosa entrada…ha sido un bonito placer recorrer tu laberinto… ;-)

Muackss!!

MORGANA dijo...

Y mientras me adentro en los laberintos de mi mente,te dejo un beso lleno de cariño.

Juan Antonio dijo...

Los laberintos de mis obsesiones provienen de la devoción por la obra de Borges. Para qué ocultarlo.

Para el maestro de las letras, al que admiro por muchas cosas excepto por sus ideas políticas reaccionarias, los laberintos son una metáfora del tiempo, de la eternidad, de la inmortalidad. A veces el laberinto es una biblioteca, a veces un edificio infinito de infinitas galerías, tal vez un espacio que la niebla hace indescifrable. La conciencia de la finitud, la ceguera, tienen mucho que ver con estas imágenes laberínticas. Pero al otro lado del laberinto, curiosamente, no está la impotente desesperación ante la nada, sino la sosegada mirada del hombre sabio que aguarda tranquilo y dueño de su destino lo que tiene que venir.

Raquel F. dijo...

Yo me inclino más por la vida.

salvadorpliego dijo...

Excelso!!! Te aplaudo el ingenio de estas letras.

Towanda dijo...

Personalmente, adoro el mundo de los sueños porque nos da mucho juego pero, confieso, que siempre he huido de cualquier laberinto... Ni siquiera en el parque de atracciones he sido capaz de meterme en la habitación de los espejos... Ahora, aquí estoy empezando a vencer el miedo y, con un poco de ayuda y paciencia, lo voy a superar.

Un besazo enorme.

Vértices dijo...

"Sólo es un sueño. O la vida", cosa que me digo cada día al abrir los ojos.

Nana dijo...

"Tu materia es la de las cosas improbables"

ME GUSTA. AUNQE SIGO SIN ENTENDERLO. ME GUSTA.

Bailando Con Lobos dijo...

Muchisimas gracias por tu comentario, yo me he emocionado con el tuyo. Nunca me había pasado. Gracias.

Carla dijo...

La lengua de la vida recorre los rincones escondidos en el olvido.

Besos.

Claudia Tubilla dijo...

Gracias por el comentario!

Y Segundo, me ha encantado la frase: Tu materia es la de las cosas improbable.

Esa materia es la que mas nos engancha...

Un beso :)

xiana dijo...

como no iba a decir nada diferente, aprovecho para comentarte que me encantan las ilustraciones. El texto se sobreentiende :)

Te sigo :)

vera eikon dijo...

El laberinto también como metáfora de las entrañas....Beso

Humberto Dib dijo...

Pero ¿qué otra cosa es la vida sino un sueño? Claro, para algunos es un mal sueño.
Un abrazo.
HD

Pat.mm dijo...

El sueño o la vida? Ufff... difícil, muy difícil... No todos somos sabios ni sabemos tomarnos la vida con sosiego...
Besos,

Isa. dijo...

"Sólo es un sueño. O la vida."

Y yo pienso en Calderón y la vida es sueño, y los sueños, sueños son, y la cantidad de veces que parece más real el desvelo onírico que el tictac del reloj...

Anónimo dijo...

Sobre tus palabras: bellísimas. Aunque elijo tu respuesta. Cuánta cultura, pero indudablemete me remites Friedrich, caminante sobre mar de nubes, ímpetu y tempestad.