jueves, 22 de marzo de 2012

LOS OJOS CERRADOS


"Les yeux clos" (Odilon Redon) 

«Yo soy la que llega a tus sueños todas las noches y te dice esto: ojos de perro azul». Y dijo que iba a los restaurantes y les decía a los mozos, antes de ordenar el pedido: «Ojos de perro azul». Pero los mozos le hacían una respetuosa reverencia, sin que hubieran recordado nunca haber dicho eso en sus sueños. Después escribía en las servilletas y rayaba con el cuchillo el barniz de las mesas: «Ojos de perro azul». Y en los cristales empañados de los hoteles, de las estaciones, de todos los edificios públicos, escribía con el índice: «Ojos de perro azul». Dijo que una vez llegó a una droguería y advirtió el mismo olor que había sentido en su habitación una noche, después de haber soñado conmigo. «Debe estar cerca», pensó, viendo el embaldosado limpio y nuevo de la droguería. Entonces se acercó al dependiente y le dijo «Siempre sueño con un hombre que me dice: “Ojos de perro azul”». Y dijo que el vendedor la había mirado a los ojos y le dijo: «En realidad, señorita, usted tiene los ojos así». Y ella le dijo: «Necesito encontrar al hombre que me dijo en sueños eso mismo». Y el vendedor se echó a reír y se movió hacia el otro lado del mostrador. Ella siguió viendo el embaldosado limpio y sintiendo el olor. Y abrió la cartera y se arrodilló y escribió sobre el embaldosado, a grandes letras rojas, con la barrita de carmín para labios: «Ojos de perro azul». El vendedor regresó de donde estaba. Le dijo: «Señorita, usted ha manchado el embaldosado». Le entregó un trapo húmedo, diciendo: «Límpielo». Y ella dijo, todavía junto al velador, que pasó toda la tarde a gatas, lavando el embaldosado y diciendo: «Ojos de perro azul», hasta cuando la gente se congregó en la puerta y dijo que estaba loca.

Ojos de perro azul, Gabriel García Márquez

7 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

¡¡Joder, pensaba que habías cerrado el blog!!
Intenté entrar en él y me decía que no existía, al igual que tu Tumblr.
Qué alegría me das con tu regreso :)

Un abrazo.

MA dijo...

Pues eso, que yo ya no se si estás o no estás. Pero vengo, y me alegro. Prefiero que estés.

saudade dijo...

Tu blog es un museo de cuadros y de literatura y perderse en él es como soñar.
Gracias.

Abismo dijo...

Bieeeeennn puedo volver a hacer clic en este rincón..
Jooo se te echa de menos :D

Besos abisales

carmeloti dijo...

Me encanta el texto y me encanta Odilon Redon, casualmente está expuesto ahora en Madrid...
El esoterismo, el mundo onírico, los sueños, el surrealismo... creo que el binómio que has formado imagen y texto ha sido un acierto CUM LAUDEM

Alba Flores Robla dijo...

Ojos de perro azul.

Juan Antonio dijo...

Ojos de perro azul.