viernes, 20 de enero de 2012

UN POCO DE TENEBRISMO, POR FAVOR

"La buenaventura", detalle (Georges de la Tour)

Todo Georges de la Tour merece ser visto. Tal vez más que nada esos lienzos que nos hacen añorar los oficios de tinieblas. Sus visiones de María Magdalena, sus escenas de la vida cotidiana, ese barroquismo que mezcla de forma pertinaz y confunde las personas de la sagrada familia con los rufianes de taberna, la ascética y el deleite carnal, la nostalgia y el sarcasmo.

También el resto de esta tela llena de ironía y singularmente luminosa que guarda el MET de Nueva York, denominada The Fortune Teller. Pero hoy me apetece detenerme ante este rostro de un personaje anónimo y secundario que dice tantas cosas sin abrir los labios.

3 comentarios:

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Excelente entrada, muy ilustrativa. Un placer visitarte. Saludos cordiales.

Mayte dijo...

Algo delicioso, diría yo, hundirse en el arte de tus palabras.

Besos.

vera eikon dijo...

Esos ojos, y el modo en que apreta esos labios.....Pararse, es necesario. Un abrazo!!!