domingo, 25 de diciembre de 2011

PAISAJE INVERNAL

"Winter landscape" (Vasily Kandinsky)


Cuentan días, oropeles de veintitantos de diciembre, luces, anuncios dulzones de melodía fácil como un crimen de novela barata. Cuentan noches, más luces, símbolos despojados de todo misterio, adocenados, frío. Coño qué frío. Pero claro, es diciembre. Veintitantos.

Es eso... ¿cómo le llaman? Sí, eso.

6 comentarios:

La Navaja de Occam dijo...

Se ha perdido tanto el porqué original que estamos a un polvoron de olvidar su nombre.
Me ha gustado.
Pulgares arriba

Lady Darcy dijo...

Comprendo que se te olvide, mi querido amigo, pero no lo permitamos. Un fuerte abrazo en estas fechas, largo y sentido...

Índigo dijo...

Me quedo con el olor del invierno y esos árboles sin hojas y el frío. Lo demás, entre veintitantos y veintitantes, sólo son obviedades que de tan obvias se convirtieron en nadas, disfrazadas, eso sí, de gritos y luces.

Belén dijo...

Es que el frío de Granada por los veintitantos de diciembre te cala de tal manera que...

Lapislazuli dijo...

Por aqui amigo venian las altas temperaturas, pero el 24 y 25 en honor a tus letras refresco. Un abrazo

elena clásica dijo...

Este consumismo nos lleva a la destrucción, tan fácil y estridente, sin misterio...

Y a pesar de tanto tener y tirar, se preguntaba Martí:
"¿Qué es lo que falta
que la ventura falta?"

"No son los cuerpos ya sino desechos,
y fosas, y jirones! Y las almas
no son como en el árbol fruta rica
en cuya blanda piel la almíbar dulce
en su sazón de madurez rebosa,
sino fruta de plaza que a brutales
golpes el rudo labrador madura!"

El alma, el alma de todo, de los hombres y de nuestras posesiones, nos acechan sus sombras.

Un abrazo, querido Juan Antonio.