domingo, 16 de octubre de 2011

O NUNCA


"Diana and her Nymphs" (Robert Burns)


Pero sus brazos se perdieron en el tiempo, en la bruma de una tarde sin relojes, en una acera castigada por la lluvia mientras el frío nos hacía dudar de nuestro nombre. Y ahora, hoy, la memoria teje cuadros o versos. Y cedes a las dulces trampas de la memoria, del olvido.

7 comentarios:

Meme dijo...

La pena de que el olvido siempre gane a la memoria...

Lapislazuli dijo...

Hola Juan, la nostalgia los vuelve artistas y yo te leo. Un abrazo

♥ Sussy* dijo...

El Olvido, aveces es lo mejor que tenemos, me encanto leerte, una excelente entrada, besos y abrazos un gusto leerte feliz inicio de semana.

WAYRA dijo...

me encanta la publicacion :)

M.Flores dijo...

Juan A. el amor siempre nos mantiene en vilo. Pero caer en su trampa es ceder crónicamente a la melancolía y eso es, violencia malsana contra uno mismo.

Todos mis besos.

Mayte dijo...

Las trampas...hay que cuidar que no se vuelvan costumbre.

Un abrazo!

Índigo dijo...

El olvido sabe a nostalgias pero la memoria no siempre tiene trampas.