lunes, 19 de septiembre de 2011

DE ÁNGELES Y OTROS DELIRIOS

“Ángelus” (Joanna Chrobak)


Y un ángel devastador anunció la gloria de tu cuerpo.

8 comentarios:

Índigo dijo...

Atada, delgada, me asusta esta mujer ángel. Me quema su mirada. Me condena su condena.

Duna dijo...

Me produce una extraña sensación de desasosiego, de incomodidad, y frío. Un beso

María dijo...

Y es que el delirio puede estar aprisionando su interior...

Un beso.

Anónimo dijo...

Desde el punto de vista estetico es una estatua livida y rigida, tal vez febril y sin voluntad, solo, tal vez....
Tu siempre tan sutil, tan intelectual, tan reflexivo, que paralizas mi energia.
Querido amigo a este teclado le sigue faltando algo. Besos.

Gabriela Amorós dijo...

Es apocalíptico, catártico, herético, sangrantemente místico, siniestro y celestial, de sensualidad aviesamente bella y promiscua... no sé, muchas cosas... y hablo de texto e imagen y de su comunión. Singularmente delicioso.

Besos

Juan Antonio dijo...

Gracias por los comentarios. Os quiero. Lo sabéis, ¿verdad?

A mí también me quema su mirada. Y me da frío. Y un poco de miedo.

Ya sabes de mi amor por las estatuas, querida Anónima. Y sí, algo le falta a ese teclado. Besos.

Querida Gabriela, tú sabes. Un beso.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

¡Hola, Juan Antonio querido! Cuánta sutileza erótica despiden tus palabras, ornadas con esa pintura inquietante, que induce a mil y un pensamientos perversos...

¡Ay mi niño, siempre soprendiéndonos! Disculpa mi demora en aparecer por tu espacio, estos días estamos de fiestas en mi ciudad y anteriormente también estuve bastante falta de tiempo. Pero sabes que siempre que puedo aparezco, porque te quiero un montón, chiquillo sureño.

Besitos a go gó, para romper el hielo que ha dejado esa pintura en tu dulce corazón.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Antes de irme he vuelto a mirar la pintura. Es un ángel, de ahí el título, pero como tal no posee sexo y observo que es un ser andrógino, con cabeza femenina, pero cuerpo masculino; sino fíjate en sus formas rectas, en la ausencia de volumen en su pecho, en ese vientre y en esa cadera masculinos...es un ángel y evidentemente, es un ser asexuado, pero, paradójicamente, su imagen evoca el sexo mismo, esa perversión de la que te hablaba, que se halla en el lindero donde confluyen ambos sexos...

¡¡¡Otro besito, mon cheri Juan Antonio!!!