martes, 23 de agosto de 2011

VERSOS QUE ANUNCIAN SEPTIEMBRE

"Puente del Carbón" (John Frederick Lewis)


Estos últimos días de la canícula son generosos conmigo. Mi querida amiga Maribel, que comparte el amor por una ciudad del Sur, la suya y la mía, sus misterios, sus desapariciones y epifanías asombrosas sobre la faz de la tierra; mi querida Maribel, que comparte la pasión por la música y las letras, tantas cosas, me dedica una entrada en su delicioso blog, Abismos a mis pies.

Les invito a disfrutarla. Gracias, Maribel. Eres adorable.

5 comentarios:

Belén dijo...

Sí, la llegada de septiembre es inmnente, y con ella, mi regreso a Granada. Espero que al menos, para paliar mis pocas ganas de volver, encuentre allí más inspiración que aquí.
Un saludo!

Gabriela Amorós dijo...

La verdad es que ha sido una suerte para mí haber descubierto vuestros espacios, el tuyo y el de Maribel, y empezar a conocer a las maravillosas personas que hay detrás del telón, ha sido un premio José Antonio.
Me voy a los "Abismos" de Maribel a deleitarme con su increíble y precioso pálpito poético y estoy muy contenta por esta dedicatoria. Sois fantásticos!!

Un abrazo indomable.

M.Flores dijo...

Una sorpresa detrás de otra J. Antonio. Gracias por aludir a mi regalo en tu blog. Es poca cosa, de veras. Os leo a otros y mis palabras se vuelven niebla. Cositas con muy poca consistencia. En fin, si es que ello me disculpa, les pongo mucho cariño.

Gabriela si que es adorable. Miro su fotagrafía y me recuerda una pintura renacentista, de alguien virginal y enigmática. Tiene un rostro de muy buena gente que trnasmite de verdad. Besos...

Mayte dijo...

Deliciosa entrada, maravillas de regalos compartidos en la amistad...

Un abrazo grande!

Juan Antonio dijo...

Gracias. Es un placer reencontrarme con cada una de vosotras.

Belén, seguro que Granada te dará más de lo que le pidas. Un abrazo.

Ha sido una feliz circunstancia, Gabriela. Casi formamos un equipo. Tú eres un cielo. Besos grandes.

Querida Maribel, es que tengo que quererte. Gracias una vez más por tu cariño y por tus palabras. Un beso y hasta pronto.

Mayte, ya sabes que esta es también tu casa. Abrazos en la distancia.