viernes, 19 de agosto de 2011

LA CRUELDAD DE UN DIOS MENOR

"The coral-chain" (Wilhelm Gallhof)


O una diosa. Ya puestos.

5 comentarios:

Gabriela Amorós dijo...

O ya puestos una diosa.

Es magnífica la obra que has elegido. Increíble piel y su gesto.

Un abrazo enorme.

Índigo dijo...

¡El coral siempre es tan bello y resalta tanto en una piel tan inmaculadamente pálida!

Índigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Me gustan mucho todos los retratos que compartes en tus entradas, tienes un gusto exquisito.

Un beso.

Princesa Nadie dijo...

Los collares de coral tienen siempre algo de misterio porque se traen consigo los enigmas de las profundidades marinas
Un Abrazo