domingo, 3 de julio de 2011

SERES TERRENALES

"Femme nue assise au bord d'un puits" (Jean-Jacques Henner)


Un fantasmal céfiro
envuelve el ardiente latido de una boca,
de unos oscuros labios que vivieron
y amaron.

Quién sabe si el vértigo de esa pasión
podría vencer las leyes de un dios mezquino e indolente.
Qué importa.
Ved tan sólo cómo los labios se poseen,
ved cómo derraman un licor generoso
en una vida que no es la suya.

Una yedra sigilosa escala las torres de la duda
mientras los miembros luchan, todavía,
por alcanzar la cima de ese volcán errabundo.

Luego, sin remedio más solitarios que nunca,
más despojados en un jardín extraño.
Lo saben bien, tristes seres terrenales
que a su incierto destino se entregan.

11 comentarios:

María dijo...

Derramando aromas desde la esencia de tus versos, como el alimento de vida entre tus letras.

Un beso.

Mayte dijo...

Sin temedio se encuentran en tus palabras, perdidos, directos y maravillosamente hilandose en tierra.

Besiños!!

Laura Uve dijo...

Qué bonito poema y que hermosa pintura.

Un abrazo!!

M.Flores dijo...

Te leo, te leo... Desde la sierra te sigo.
Y bien sabe Dios que te superas.
Saludos.

Gabriela Amorós dijo...

Recreas esa dicotomía ancestral entre la inmortalidad de deidades y la carne mortal de los hombres y su través, y sus postraciones inciertas y ciegas hacia lo divino.

Así siento y presiento tu texto.

Un abrazo.

Juan Antonio dijo...

Bonito, María. Gracias. Un beso.

Eso sí, Mayte. En ellas ven reflejada posiblemente su perplejidad. Besiños.

Gracias, Laura. Eres muy amable.

Gracias a los dioses, Maribel. Disfruta por nosotros. Te envidio sanamente. Bueno, no sé si sanamente o de otro modo. Un abrazo.

Sientes y presientes muy bien, Grabiela. Como siempre. Besos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello, intenso y maravilloso. Un gran poema. Felicitaciones! Un abrazo.

Índigo dijo...

Curioso como los labios quieren seguir derramando ese licor generoso y parecen moverse solos en esa dirección pese a que la cabeza o el destino quieran sellarlos.

Princesa Nadie dijo...

Gracias Juan Antonio,encontrarme con tu poesía eleva siempre mi espíritu
Feliz Verano

Carol Bret dijo...

tristes seres terrenales...

Mi melancólico amigo,
ole tus versos.

Belén dijo...

y eso es lo que somos... simples seres terrenales...