lunes, 6 de junio de 2011

LA TIERRA LES PERTENECÍA

"Galatea" (Gustave Moreau)



Y recorrió amenos valles y colinas, océanos, mesetas, desfiladeros, montañas, abismos imposibles. Todo mientras sus labios se encontraban en el asombroso e inesperado ritual del amor.

16 comentarios:

Laura Uve dijo...

Precioso texto, muy sugerente. Acompaña muy bien a la imagen, que también es muy hermosa.

Un abrazo.

Índigo dijo...

La Tierra pertenece siempre a quienes se aman, mientras se aman.

Carol Bret dijo...

Ese asombroso ritual del amor tan esperado, pero que al final acontece inesperadamente...

Juan Antonio, larga vida!

Mayte dijo...

Un ritual lleno de belleza, de serenidad como tus palabras.

Un besiño. ;)

Lorena dijo...

Todo es bienvenido mientras surja en esos momentos :)

Emily Doisneau dijo...

genial foto y texto
sugerente todo

Erato dijo...

Y cuando eso ocurra todo se impregnará de una luz inconfundible y única.Excelente imagen.

Pétales de fées dijo...

Una espléndida obra de Gustave Moreau, que viaja bien con el poema elegido. El bello rostro mensaje Klimt anterior me tocó profundamente.
gran día para ti, querido amigo!

MTeresa dijo...

El cuerpo humano
es todo un mapamundi,
ya lo creo,
hummmm

Mer González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mer González dijo...

Hermoso...inmensamente.

:)

Abrazos.

Juan Antonio dijo...

Gracias, Laura. El mito de Galatea da mucho de sí.

O ellos lo creen, querida Índigo. En todo caso es así.

Larga vida, señorita Bret.

Digamos que vuelvo de tu espacio inspirado, Matrioska. Besiño.

Cierto, Lorena. Un besazo.

Tú eres genial, Emily.

Erato, tú lo dices siempre mejor. Tú sabes.

Je me réjouis de ton retour, chère Pétales. Bisous.

Una lección de geografía, MTeresa. Muy interesante.

Abrazos gigantescos, querida Mer. Miau.

MarianGardi dijo...

Que hermoso blog.
Me alegra saber que vives en Granada y que hablas el francés, oui?
Saludos y espero que sigamos visitandonos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ay, Juan Antonio, los labios como puerta del paraíso prohibido...nada más apetecible, como este poema genial y la pintura de Moreau que lo ilustra.

Un beso grande, mi querido amigo.

Gabriela Amorós dijo...

Hola Juan Antonio,
Este esbozo es evocador e incluso sugiere una evasión sensual.
Hay mucho arte aquí en este rincón.

Te felicito.

Gracias por haberme hecho posible conocer tu espacio. Volveré para seguir conociendo tu blog.

Un abrazo.

Juan Antonio dijo...

Un tout petit peu, chère Marian. Bisous.

Amiga Mayte, gracias por tus palabras. Un abrazo.

Muchas gracias, Gabriela. Me alegra mucho que te adentres en este laberinto. Lo iluminas.