viernes, 10 de junio de 2011

EVERNESS


"Orfeo" (Gustave Moreau)


Sólo una cosa no hay. Es el olvido. Así lo afirma Borges en un verso. Él lo proclamó con la exacta y límpida voz de los clásicos. También comparó la memoria a un universo cuyos arduos corredores no tienen fin. Sólo una cosa no hay. Es el olvido.

15 comentarios:

Gabriela Amorós dijo...

Siguiendo con Borges y con esta oda al olvido tan maravillosa que expones también escribió el escritor que "no hay placer más complejo que el pensamiento",... pensaremos que éste es el antídoto de la nada.

Un abrazo
(Has citado a uno de mis autores predilectos, lo celebro)

Juan Antonio dijo...

Suponía que también íbamos a coincidir en Borges.

Leerlo es una de las pocas experiencias capaces de redimirnos.

El antídoto de la nada... sí, puede ser.

Un abrazo.

Laura Uve dijo...

En la misma línea:

"Sólo aquello que se ha ido es lo que nos pertenece.”

Me gusta Borges, bonita entrada.

Un abrazo.

Pétales de fées dijo...

Oblivion es probable que no ... siempre hay algún lugar de nuestra memoria, incluso un pequeño rastro de un recuerdo ... es sólo que la ruta de acceso a la memoria suele ser traicionera ...
Buen fin de semana a ti mi querido amigo.

Almudena Mesa dijo...

Hola! Borges siempre es una buena idea...gracias por tu comentario en mi blog,eres muy amable.Saludos!

saudade dijo...

me viene que ni pintada esa cita... muy cierta

Índigo dijo...

Hoy Borges me recuerda a Neruda cuando decía: "Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, Mi alma no se contenta con haberla perdido. Aunque este sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo." Y este poema de Neruda no es una milonga. Un abrazo, Juan Antonio.

Mayte dijo...

Y lo creo como él. El olvido no existe...lo sé.

un beso grande!

Juan Antonio dijo...

También. Abrazos, Laura.

Chère Pétales, je suis d'accord. Les trahisons de la mémoire... Bisous.

Es un placer, Almudena. Besos.

Maravillosa tu última entrada, Saudade. Un abrazo.

Tengo debilidad por esos versos de Neruda, querida Índigo. Desde que era un niño. Abrazos.

Lo sabemos, Mayte. Un besazo.

Belén dijo...

entonces tenemos la certeza de que hay cosas importantes y que nos alegran la vida que nunca olvidaremos, no lo podemos hacer porque no existe el olvido. Cosas como por ejemplo... el incomprendido Juan Ramón Jiménez...

(confieso que aunque conocía autores denominados como tal, nunca he escuchado el término de poetas malditos... muchas gracias, cada día se aprende algo, y con tu blog, mucho)

Juan Antonio dijo...

Gracias a ti por traerlo de nuevo a la memoria. Yo aprendo de todos y cada uno de vosotros.

Un abrazo.

MA dijo...

No hay peor venganza que el olvido. Yo si creo en él.

La Chica Piruleta dijo...

Bonita cita.
Me encanta ese poema, de verdad.
^^

Juan Antonio dijo...

El olvido como venganza... Interesante.

Saludos, MA.

V de Tierra dijo...

No se si es lo ultimo que hay, o simplemente lo ultimo que nos queda.. cuando ya no queda nada...