miércoles, 18 de mayo de 2011

ÁNGEL

"Girls singing music by Gabriel Fabry" (Louis Welden Hawkins)


Sopló entonces el ángel desde su altísima almena,
torre invicta y tan hermosa;
sopló y fue un dulce vendaval de aromas de otro mundo.

Nadie supiera su nombre,
nadie recordara allí sus turbadores besos
ni las promesas de renovados amaneceres en un paraíso desde siempre perdido.

Un índice altivo señalaba al cielo
mientras, burlona, como surgida de un océano,
su húmeda sonrisa navegaba sin norte ni cáliz,
invitando al sacrificio o al placer.

Nadie le besara,
nadie fuera entregado al tormento de tan dudoso amor,
nadie sintiera el horrible peso de su alma.

27 comentarios:

MagaRl dijo...

Bendición... y condena... arrastra hoy ese viento angelical. Qué cruel pecado causara tan cruenta pena...

Índigo dijo...

¿Seguro? Alguien lo besará. Seguro. ¿Quién no quiere besar a un ángel?

Pétales de fées dijo...

Hermoso poema tan bellamente ilustrado! Buen día!

Anónimo dijo...

Por qué ese empeño en olvidar? si los besos fueron dados con amor, o pasión, y esos amaneceres fueron hermosos, porqué no retenerlos en la memoria y disfrutar con ellos?

Juan Antonio dijo...

¿Venenos de la memoria, flores envenenadas?

Estherelfa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estherelfa dijo...

Somos lo que pensamos, lo sabías?
Dehadasyelfas

Juan Antonio dijo...

Mmm... lo sabía.

Mylilith dijo...

Me ha encantado, y no soy fácil de impresionar juan antonio, pre-cio-so.
Besitos admirados ;)

carmensabes dijo...

Divino poema, el peso de su alma atormenta nuestros corazones desde entonces...
Gótica poesía querido amigo, con unas formas verbales magníficas.

Felicidades, un abrazo.

Erato dijo...

Precioso e intenso.Espero que esta vez Blogger no engulla nada.Me encantó.

Mayte dijo...

Solo la belleza es posible en tus palabras.

Un beso, siempre.

Estherelfa dijo...

Alguna vez alguien te hace alguna crítica sobre algo de lo que escribes o publicas?....excesivo emopalago...los comentarios, no tú!

Juan Antonio dijo...

"Emopalago"... ¿Algo así como emo y empalagoso a un tiempo? Me gusta. Y sí, claro que me hacen críticas. Incluso hubo un tiempo en que podía presumir de tener mis propias acosadoras. Fue una experiencia interesante.

Saludos, Esther.

Estherelfa dijo...

Vaya, veo que ademas de tus "tristezas" tienes sentido del humor...bien!!
Se me fue el dedo, pero está bien lo de emopalago!!
Las que te hacían las críticas eran tus acosadoras, o es que querían algo contigo???? ^-^
Saudos, saludos....

Mer González dijo...

Los ángeles...tan hermosos como misteriosos.

Hermoso poema.

Abrazos.

Juan Antonio dijo...

Maga, creo que tú comprendes bien la atmósfera de estos versos.

Seguro, Índigo. ¿Quién podría resistirse?

Bisous, chère amie Pétales!

Sé que no eres fácil, Mylilith. La admiración es compartida.

Carmen, se te echaba de menos. Afortunadamente, sigues ahí, mostrando la belleza en todas sus manifestaciones.

Erato... gracias.

Matrioska, tampoco ahora sé qué decir.

La esencia de los ángeles, que creo que tú conoces bien, querida Mer.

Esther, querida anónima, el olvido tiene sus propios rituales, sus propias reglas, indiferentes a nuestra voluntad. No olvidamos lo que queremos ni cuando queremos. En ocasiones estamos condenados a recordar durante el resto de nuestra vida. Y sí, el humor nos salva. Nos redime incluso. Respecto al asunto de mis acosadoras, sólo te diré que eran adorables y que a veces las echo de menos.

Gracias por vuestras palabras. Un abrazo.

Carol Bret dijo...

Y sin embargo...
ahí estaba.

Tienes melodía en la mollera, querido mío :)

tikkun dijo...

Tormeta y suplicio... un beso que anida y se desea y no se puede poseer... Lindo muy lindo... saludos

Estherelfa dijo...

Querida y anónima??? vaya, vaya...
Y sí, el olvido llega cuando ha de llegar, por eso yo no me empeño en beber en las aguas de leteo.
En cuanto a tus acosadoras, se me ocurrió una maldad, pero aún soy anónima....

Juan Antonio dijo...

¿Aún?

aurora dijo...

claro

Estherelfa dijo...

"Querido" Juan Antonio...algún dia me mostraré...

Juan Antonio dijo...

Carol, se te quiere.

Bienvenida, Tikkun.

Elisabethbaysset dijo...

J'aime cette atmosphère , cette force et cette douceur.EB

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Juan Antonio querido, tu poesía está a la altura de ese ángel misterioso e inalcanzable, asexuado, seguro, ¿o no?

Quizás un ángel que podría conducir al Paraíso, pero que se queda ahí, en esa almena invicta y armoniosa desde la que no se percibe el mundanal ruido, pero desde la que tampoco se puede percibir la silueta finamente dibujada del ángel, criatura misteriosa desvanecida bajo el siniestro peso de su alma atormentada...

¿Sería éste el paso previo para que el celestial ángel terminase por convertirse en un "ángel caído"?

Ahí queda mi pregunta, supongo que para no obtener respuesta...

Un beso grande, amigo del alma, quizás ángel...

Juan Antonio dijo...

Querida Mayte, una pregunta inquietante de difícil respuesta. Supongamos que los ángeles conocen el paraíso y el averno, la gloria y el tormento. Supongamos que son mitad divinos, mitad humanos. Es fácil tal vez identificarse con su agonía.

Un beso enorme para ti.