viernes, 5 de noviembre de 2010

MADAME NADEZHDA

Piotr Ilitch Tchaikovsky

Piotr Ilitch Tchaikovsky mantuvo durante trece años un intenso y apasionado idilio epistolar con Madame Nadezhda von Meck, aristócrata rusa bastante mayor que el compositor. Dama refinada y ferviente melómana, asumió un curioso mecenazgo con respecto al compositor. Gracias a su generosidad, Tchaikovsky pudo dedicar todas sus energías a la composición. En muestra de gratitud le dedicó su cuarta sinfonía en fa menor, a la que, afectuosamente, denominaban "nuestra sinfonía". La condición que siempre impuso la enigmática condesa fue que no deberían conocerse personalmente.

Salvando las distancias, es el antecedente más ilustre y hermoso que conozco de algo tan extendido hoy como los amores platónicos virtuales.

7 comentarios:

Carmela Rey dijo...

Bonita historia de amor, la que nos has posteado. Y si, su similitud con los amores pasionales y platónicos virtuales.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo.

Mayteღ dijo...

Siempre he pensado que el amor no necesita del cuerpo cuando hay una conexión real, pocos lo saben sentir sin duda.

Un abrazo enorme ;)

Samantha dijo...

La Dama de los Vampiros ya tiene 450 amigos, y para celebrarlo os he hecho un regalito, si quieres recogerlo, pásate por: http://premiosyregalosdesamantha.blogspot.com/2010/11/la-dama-de-los-vampiros-tiene-450.html

Un abrazo!

Pétales de fées dijo...

Merci pour cet émouvant portrait de Tchaikovsky... et pour tous tes jolis posts...
Bisous

bixitoluminoso dijo...

graciaws por compartir esta bonita historia de amor (no la conocia) y ha parecido como un pedacito de leyenda...

es perfecta...

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues no sabía de esa historia tan hermosa sobre Tchaikovsky. Pero sí, yo misma viví alguno de esos amores virtuales y epistolares y nunca llegué a conocer personalmente al objeto de mi amor.

Otro beso, mi querido Juan Antonio.

Mer González dijo...

Gracias por descubrirme una historia tan hermosa.

Abrazos.