viernes, 4 de junio de 2010

DE EXQUISITOS CADÁVERES

"Reproducción prohibida" (René Magritte)

DEDICATORIA

Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.



Lo dice Leopoldo María Panero en Last River Together. Me ha dado por los malditos. Qué mejor. De ellos será el reino de los cielos. O el de los infiernos, quién sabe. Lo que les pertenece sin duda y por derecho propio son los insomnes reinos de la locura. Va por ellos.

24 comentarios:

Indigo dijo...

Sí, sí que te ha dado por los malditos. Muy bella maldición, la de este maldito. Aún entre los malditos, buscas la belleza. Un fuerte abrazo, sin maldición alguna.

Kenza dijo...

Bonsoir Juan Antonio,
J'ai visité le musée Magritte aux vacances dernières, c'est une pure merveille!
Si vous avez l'occasion d'aller à Bruxelles, je vous conseille la visite.
Très bon week-end

Eurice dijo...

La poesía maldita es mi favorita, grande Panero, lástima que hay perdido la razón.
Buen fin de semana
Besos

Samantha dijo...

Interesante texto e imagen. He de reconocer que no conozco al autor, pero sus palabras me han llamado la atención, buscaré información.

Un saludo!

Juan Antonio dijo...

Precisamente en ellos es donde la belleza palpita con mayor intensidad. Gracias, amiga Índigo. Abrazos.

Merci, ma Kenza. J'irai là bien sûr. Bisous.

Ha perdido la razón, ha ganado la locura. Besos, querida Eurice.

Bienvenida, Samantha. Un beso.

Indigo dijo...

La belleza ya estaba pero ¿no se habrá hecho la melancolía también un hueco?

Juan Antonio dijo...

Hace mucho que la melancolía se hizo un hueco en este laberinto. Besos.

Flor ♥ dijo...

Belíssimo!

Bjs.

Alice dijo...

Según ciertos estudios recientes, hay una gran similitud entre los cerebros de personas creativas y los de aquellas que tienen problemas psiquiátricos como la esquizofrenia. Eso da que pensar...

Un abrazo

Carmela Rey dijo...

Nunca un poema maldito fue tan bello. Gracias por compartirlo.
La imagen muy bella y original como toda la obra de René Magritte.
Un saludo Juan Antonio.

Juan Antonio dijo...

Bienvenida, Flor.

Sí que da que pensar, Alice. Un abrazo.

Gracias, Carmela. Saludos.

Amante del Delirio dijo...

Benditos sean los Malditos!
¿Qué hubiera hecho sin ellos?

Juan Antonio dijo...

Benditos sean.

Besos.

Kenza dijo...

Bonjour Juan Antonio,
Juste un grand merci pour vos gentils commentaires.
Très belle journée

Juan Antonio dijo...

Merci, ma Kenza. J'aime votre blog.

Une belle journée. Bisous.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Juan Antonio, bien por ti y por esa apuesta por un poeta maldito donde los haya. Y todo un acierto ilustrar tu entrada, dedicada a Leopoldo María Panero, con una obra de mi pintor favorito, pues aunque apenas cuelgo fotos de sus pinturas en mis blogs, Magritte es, con mucho, con todo, mi predilecto, ya que el suyo era un surrealismo de corte descendente, casi abismal, que escondía un profundo dolor originado durante la infancia, como suele acontecer con la inmensa mayoría de los traumas, y que le llevó a crear una obra de carácter aparentemente formal, de estilo académico, pero tremendamente inquietante. Un beso y pasa una muy feliz semana.

Juan Antonio dijo...

A mí también me parece admirable.

Gracias, Mayte. Besos.

Erato dijo...

Nunca renunciar a los malditos por favor. Y a los caminos insondables de lalocura, aún menos.Abrazo reloco y muy vivo, J.Antonio

Juan Antonio dijo...

Abrazos locos y dichosos para ti, querida Erato.

! EMBRUJO ! dijo...

bueno me encanta ver las imagenes del reflejo de la persona en un espejo, este poema que no conozco a su autor me han calao, un poema maldito, bien ya aprendi otro algo besitoss

Juan Antonio dijo...

Leopoldo María Panero no tiene desperdicio. Es duro, como la vida suele serlo en las horas bajas.

Embrujo... un beso, mi niña.

Duna dijo...

Me viene de perlas esta entrada. Hace un tiempo que llevo analizando mi cambio, y he descubierto, que le he cedido parte de mi ser a la melancolía. Me muevo cómoda en ese terreno, y entre los poetas malditos.
No es nada premeditado, pero si creo que es un síntoma de madurez.
Muchas gracias, me ha gustado mucho, y espero seguir viniendo a perderme a este laberinto, que tanto me gusta.
Besos.

Duna dijo...

Me encanta la imagen...Pena que no se pueda tomar. Dice más que cien poemas.

Juan Antonio dijo...

Puedes tomarla, Duna. La prohibición es sólo el título de la obra.

Gracias! Besos.