jueves, 18 de febrero de 2010

EN LO OSCURO

"El beso" (Edvard Munch)


Llueven lirios como besos hambrientos
en penumbras rotas, vacilantes,
llueven en alcobas o paraísos perdidos,
llueven sobre los tejados a las cinco en punto.

21 comentarios:

Erato dijo...

Siempre sacas la lluvia que se resiste en mis ojos, Juan Antonio. Bellísimo cuadro y bellas lluvias las tuyas.Abrazo con ganas de azules ya.

Nébula dijo...

bello el primer verso *.*

carmensabes dijo...

Esa lluvia que hace de lo oscuro, pura claridad visual.

Me gusta.

Abismo dijo...

Vaya... besos hambrientos! estupenda la combinación de palabras con el cuadro que acompaña...

Besos desde el abismo

Nefer dijo...

Muy bello el texto y la imagen.

Besillos.

saudade dijo...

Bellísimo
:)

Mayte dijo...

Llueven delicias en la piel.

Bikiños.

elena clásica dijo...

Qué evocador y maravilloso. La concisión de las palabras e imágenes produce ganas de soñar, el misterio de las cinco, el porqué caen lirios como besos hambrientos sobre esos lugares sombríos y tristes...
Encantador y fascinante.
Besazos.

pati dijo...

Siempre llueve a las cinco en punto...

Un beso :)

Aan dijo...

"Penumbras rotas". Me gusta. Me encanta el cuadro. No lo conocía.

Besito lluvioso

Anónimo dijo...

Estás haciendo una poesía más difícil, más concentrada, más de crisis. La primavera está ahí, JA.

Rigoletto

Atis dijo...

Siempre es una caricia un beso, tanto en lo oscuro, como en los pasillos con ecos... Me gustó tanto la pintura, como los versos!!
Un saludo!!

Juan Antonio dijo...

Ganas de azules, Erato. Muchas.

Nébula, tus asteriscos me dibujan siempre una sonrisa.

Gracias, Carmen. Eso es mucho.

Besos abismales también para ti.

Nefer... Besillos.

Gracias, Saudade.

Qué bonito, Mayte. Biquiños.

En ti habla el clasicismo, Elena. Eso es un privilegio. Besazos.

Pati... tú sabes. Besos.

Me alegra volver a encontrarte, amiga AAN. Besos con lluvia.

Crisis en tiempo de crisis, Rigoletto. Todo va bien, no creas.

Saludos, Atis.

El ave peregrina dijo...

Hermoso verso al verdadero amor, lleno de tierna pasión.

Un agarimoso saludo desde Galicia.

Meryone dijo...

de quién era lo de las seis de la mañana en la boca del estómago? de un personaje de bryce??

las cinco en punto de la tarde sí lo recuerdo, claro. pobre federico!

besos

Juan Antonio dijo...

Bienvenida, ave peregrina.

No sé, Meryone, pero me da que viene a ser todo lo mismo. Sabes, cuando era pequeño llovía siempre a las cinco en punto de la tarde. Bueno, o eso quiero recordar. Las trampas de la memoria... Besos.

Sureña dijo...

Cómo es posible que no conociera este beso de Munch...

Y cómo es posible que tu lluvia suene como ninguna...

:)

Besos.

verso y palabra dijo...

quizás llueven palabras cargadas de sueños y hacen que llegue la luz a ese lado oscuro

un abrazo

Juan Antonio dijo...

Querida Sureña, yo tampoco lo conocía. Fue un feliz hallazgo. Lo compartimos. La lluvia es en sí una forma musical desde Vivaldi. Y tú lo sabes muy bien. Besos.

Quizás, nueva amiga. Un beso.

Joaquin dijo...

Hola qué tal? estuve viendo tu blog y tengo una propuesta para hacerte sin importar la cantidad de visitas que tengas: 1, 2 , 3 , 4 euros por mes por colocar un pliego de publicidad. Es compatible con anuncios google.
Si te interesa comunicate!

Setefilla Almenara J. dijo...

Me gusta que me hagas imaginar penumbras que vacilan, mientras que, en derredor, llueven lirios hambrientos a las cinco en punto.
Es hermoso.

Saludos J.Antonio.