domingo, 8 de noviembre de 2009

PULSIONES DE AMOR Y MUERTE: LAS LÁGRIMAS DE EROS

"Los amantes" (René Magritte)

"El vampiro" (Edvard Munch)

"Andrómeda" (Gustave Doré)

"La muerte de Cleopatra" (Jean-André Rixens)


"Bañista" (William-Adolphe Bouguereau)



Visitar el Prado y la Galería Thyssen en compañía de mi querida Nefer/Cruz ha sido una experiencia mística o se le ha parecido bastante. Contemplar a su lado las geniales visiones de El Bosco, Velázquez, Goya, Van Gogh, Toulousse-Lautrec, Gaugin, y en particular la pintura italiana y flamenca del siglo XIV, fue realmente delicioso.

Mención especial merece la exposición Lágrimas de Eros que presenta el Museo de Arte Thyssen-Bornemisza. Las pulsiones más oscuras del deseo sexual, la íntima relación entre Eros y Thanatos, el amor y la muerte, los tormentos de la pasión, el aspecto erótico del sacrificio religioso, los mitos de la sexualidad, la transgresión, la búsqueda inalcanzable de la plenitud como entrega y posesión devastadoras, encuentran cabida en esta muestra que debe su sugestivo título de la obra del escritor francés Georges Bataille, Les larmes d’Éros.

Admirar, reunidas en un mismo espacio, obras de Von Stuck, Munch, Rousseau, Picasso, Dalí, Doré, Cézanne, Millais, Magritte, Ernst, Bouguereau, Courbet, Burne-Jones... en torno a una temática tan apasionante es un auténtico regalo para los sentidos y aun diría para el alma si no corriera el albur de parecer un peu trop démodé.

Una experiencia para no olvidar.










11 comentarios:

Nefer dijo...

Sí, mi querido J.A, fue una experiencia mística estar delante de ciertos cuadros y poder compartir su visión contigo.

La exposición de Eros me sorprendió muy gratamente, y tuve la oportunidad de disfrutar de imágenes auténticamente maravillosas (ese Doré lo llevaré incrustado en la mente mucho tiempo, y alguno más), pero... el de Cleopatra no estaba, lo recordaría entre tanta venus ^_^

Tenemos que repetir experiencia.

Besillos

Carol Bret dijo...

Diga alma, amigo mío, o ánima, que sé que es más de su gusto. Porque es verdad que hay algo en nosotros cuyo nombre es difícil encontrar. Vamos a tener que inventarlo...
¿álnima? ¿tuetanillo síquico? ¿nucleo duro emocional?
Da igual.
El caso es que hay bellezas en el mundo (a veces también dentro de los museos), que nos conmueven desde los adentros.

Un brindis por esas bellas cosas!

Leni dijo...

Yo he tenido la oportunidad de admirar ese llanto.

Unas lágrimas producto de la pasión.
Sin duda la "la petite morte" es la fusión de esa ambivalencia.
Impulso como imán.

Un beso

Sureña dijo...

No me extraña que te resulte inolvidable... y mucho más, si vas en buena compañía.

Los Amantes siempre me ha erizado la piel. Es una descripción tan explícita...

Besos

Meryone dijo...

apoyo a carol: alma, alma

y ser demodé mola. es cool, incluso

besos

Nefer dijo...

Desde luego, una experiencia que yo no olvidaré, por todo lo que lleva implícito...

Besillos

Juan Antonio dijo...

Nefer, inenarrable. Para nosotros dos queda. Besos, cariño.

Digo, pues, alma, o ánima, amiga Carol. Aunque lo de tuetanillo síquico me ha entusiasmado. Libiamo!!

La "petite morte" es una metáfora de esa fusión agónica. Hermosas lágrimas, Leni.

Querida Sureña, tú sabes. Magritte despierta los sentidos. Sólo hay que dejar que sus descripciones nos emocionen. Besos.

Sí, Meryone, ser démodé es cool. ¿Cómo vas? Besos.

Anónimo dijo...

No sé si decirlo, que luego me retiras la palabra, la presencia, el comentario y hasta el saludo: esta exposición es la tuya. Entiendo que la hayas disfrutado.
Rigoletto

Juan Antonio dijo...

Pero Rigo, no me digas esas cosas. Nunca te he retirado la palabra ni el saludo, ni haré semejante cosa. Si además me dices que esta maravillosa exposición es la mía, no puedo sino sentirme profundamente halagado.

Un abrazo fuerte, compañero.

Eterna dijo...

Todo precioso. En toda belleza hay algo de tragedia.

Juan Antonio dijo...

Eterna, no puedo estar más de acuerdo con tus palabras.

Bienvenida. Un beso.