domingo, 18 de octubre de 2009

Y LA NAVE VA


"Grupo de cuatro desnudos" (Tamara de Lempicka)


Porque una daga antigua me busca desde siempre
con razones oxidadas, pendencieras.

Antes de que existieran tus besos,
antes de que alguien arañara mi espalda
diciendo entre susurros:
eres como la estela de una nave solitaria.

Antes. Siempre.

8 comentarios:

Nefer dijo...

Hay que aprovechar esos besos antes de que esa nave cruce el lago Estigia y no se pueda volver a besar.

Besillos.

Anónimo dijo...

Es muy buneo, JA. Suena a reiterativo, pero es que me gusta lo que escribes.
La pena, que cada vez lo haces menos.
Rigoletto

Orologiaio dijo...

Intenso y evocador.

Sureña dijo...

No creo que el destino de esa nave sea estar sola... a pesar de todo.

Besos

Agua dijo...

A veces son nuestros propios fantasmas lo que nos acecha. El mar es infinito pero en cualquier momento se pueden cruzar dos miradas por imposible que parezca. Un beso!

Juan Antonio dijo...

La sabiduría habla con la voz de Sureña.

Aprovechemos, Nefer.

Miradas que tropiezan en un universo infinito en expansión. Precioso, Agua.

Gracias a todos por vuestras palabras.

erato dijo...

Me fascinó este poema. Un beso

Juan Antonio dijo...

Gracias, Erato. Ten envío un beso.