sábado, 3 de octubre de 2009

DANZAS QUE ENVENENAN, DANZAS QUE ENAMORAN

"Salomé danzando ante Herodes" (Gustave Moreau)

Para ti... para quién si no.


No era música lo que traspasaba los miembros
bajo cobrizas lunas de fiebre
en los balcones de octubre.
O era música acaso.

Sí, qué si no el vértigo dulcísimo
que estremecía la penumbra
en líneas sinuosas, ondulantes,
letales sierpes rozando escalofríos.

Qué si no esas cadencias lujuriosas
a tus piernas enredadas,
esa obsesiva posesión que es ritmo y tiempo
y herrumbrosa eternidad de la carne.

Sigue, mátame así, dije.
No tengas piedad si imploro amor,
no me des luz, conciencia.
Sólo danza aún, más, siempre.

Cobrizas lunas de fiebre
en los balcones de octubre
sueñan, gimen, palidecen.

16 comentarios:

Nefer dijo...

Danza del deseo, la pasión, la lujuria... pero sobre todo del amor. Déjame bailar para tí, guía de laberintos sinuosos...

Besillos

Juan Antonio dijo...

Por favor, hazlo, niñita.

Más besillos.

Orologiaio dijo...

A flor de piel.

Anónimo dijo...

Sabes más que Ramón y Cajal juntos.
Eres un sabio sátrapa diletante. Rigoletto

Meryone dijo...

acabo de ver lunas de hiel... no sé si sigue pareciéndome emocionante lo de la danza...

besos

Lucía Corujo dijo...

Tus palabras sí llevan música.
Un saludo!

Agua dijo...

Debo quitarme el sombrero ante tus palabras querido amigo, porque te superas día tras día...que hermosura, que dulce cadencia la de la añoranza de pasiones pasadas. Un beso!

Juan Antonio dijo...

Justamente eso, Orologiaio. Saludos.

Rigoletto, acumulo títulos sin cesar. Diletante, sabio, sátrapa. No sé cuál me gusta más. Bueno, el último supongo que es por Herodes, pero mola. Me quedo con los tres. Tú sí que sabes. Un abrazo.

Ay, Meryone, no me hables de ver cosas que no se deben. Ayer me pasó algo parecido. ¿Qué tal la fiesta? ¿Compareció algún doncel ante tu presencia y cayó desmayado en un diván? Besos.

Juan Antonio dijo...

Saludos, amiga Lucía.

Y sin embargo faltaban las tuyas. Cuánto celebro el reencuentro, querida Agua. Besos.

Meryone dijo...

qué viste anoche? lunas de hiel es maravillosa...

no había donceles pero sí amigos. eso también es importante

bueno, es que en el hula no hay divanes sino sofás

Juan Antonio dijo...

La última de Tarantino. Fea. Caca. Culo.

Los sofás valen para otras cosas, pero no para desmayarse. Al menos, no con el necesario melodramatismo. Es urgente que en el Hula pongan al menos un diván de desmayos. ¿No hay buzón de sugerencias?

Sureña dijo...

Seguro que Salomé podría aprender mucho de esa bailarina...

:)

Besos

Anónimo dijo...

Microchip-666.

Juan Antonio dijo...

Mucho, querida Sureña. ¿Estás mejor?

Besitos.

Mj dijo...

Seguro, era música.
Saludos, poeta.

Juan Antonio dijo...

El Sur volvió al Sur.

Saludos, Mj.