domingo, 2 de agosto de 2009

NO DESPIERTES


"Flaming June" (Frederic Leighton)


Dame tu mano,
niña de ojos tristísimos,
a los lentos presagios del alba.
No despiertes aún,
no del todo.
Aguarda.

Me gustas así,
cuerpo vacío, entregado,
en las azules playas del sueño.
Me gusta aprenderte,
marcar al amanecer tus caminos
con centelleantes regueros de besos.

Me gusta alimentarme de sombras
divagando en tus senos,
enloquecer en tu boca,
naufragar en tus muslos
poblados de jazmines
bajo lunas inciertas.

Me gusta beberte,
flor terrible de absenta
deshecha en mis labios,
vino antiguo y sagrado,
cáliz de dulcísimo acíbar
que me quita la vida.

No despiertes aún,
niña de inquietante sonrisa.
Aguarda.

17 comentarios:

Nébula dijo...

Me gusta aprehenderte y prenderme de ti .*

Carol Bret dijo...

Es usted muy peligroso, amigo mío.
Me imagino a esa niña de ojos tristísimos haciéndose la dormida para vuestro deleite... y el suyo.

(Es mejor que yo me calle y no interrumpa ese instante tan perfecto)

Nefer dijo...

Al final el despertar de esa niña de ojos tristísimos tiene que ser absolutamente placentero... hacerse la dormida es un juego singular, propio de una odalisca.

Besillos.

Juan Antonio dijo...

Bien... Veo que ya conocéis mis secretos. Era obvio.

Nébula, qué alegría reencontrarte en los senderos donde el olvido habita. Y además con esa imagen preciosa. Un beso, querida amiga.

Te aseguro que no soy tan peligroso como afirmas, Carol. Aunque llevas mucha razón en todo lo demás. Excepto en el paréntesis, claro. Tú no interrumpes jamás, querida amiga.

Nefer, querida Nefer... Es placentero, indescriptible. Propio de una odalisca, naturalmente. Tú sabes. Bien lo sabes. Un besazo.

Jesús Carlos dijo...

Hermoso poema. Muy sugestiva esa imagen de intentar prolongar la belleza de un momento.

Juan Antonio dijo...

Bienvenido, Jesús Carlos. Gracias por tus palabras. Saludos cordiales.

Meryone dijo...

si no tienen los ojos tristes, pierden el tiempo conmigo

(volar, ya vuelo yo)

besos

jonás dijo...

Me ha gustado leerlo. Me recuerda las veces que lo he vivido.
Saludos.

Sureña dijo...

Hay pocas cosas como aguardar el despertar... y si encima viene acompañado de ese caudal de sensaciones, mucho mejor :)

Besos

Bohemia dijo...

Los versos preciosos, la imagen divina


bss

Juan Antonio dijo...

Meryone, es que eso es requisito "sine qua non". Di que sí. Besos.

Gracias, Jonás. Saludos.

Sí Sureña, a veces hay que saber esperar, dar tiempo al tiempo. Tú sabes. Gracias por tu amistad y por tus palabras. Besos.

Muchas gracias, Bohemia. Eres un encanto. Bienvenida.

Agua dijo...

Que poema tan hermoso, es dulce y pasional... un deleite para los sentidos leerlo. Besos!

Alberto dijo...

Como ya he dicho miles de veces que escribes muy bien, no me queda sino añadir que es un poema de lo más sugerente. Me gusta el acíbar ese.
Rigoletto

Juan Antonio dijo...

Gracias, querida amiga Agua. Esa era justamente la idea. Un besazo.

Alberto, amigo, ese acíbar es dulcísimo. Ciertamente. Abrazos.

Anónimo dijo...

Qué maravilla de poema. Preciosísimo. No hay palabras para describirlo.

Besos,

Claro

Juan Antonio dijo...

Gracias, Claro. Eres muy amable.

Un beso.

JA Alejandro dijo...

Y carajo, es bellisimo ver como duerme. Duerme...