sábado, 29 de agosto de 2009

HOY TOCABA PENSAR



Hoy me he parado a pensar qué he hecho con mi vida. No me pregunten por qué. Estaba solo, estaba triste, había dejado el coche en el taller, se acaba el verano, qué sé yo.

Qué coño he hecho con mi vida, si puede saberse. He debido gastar tranquilamente las dos terceras partes de todo lo más que a uno le cabe esperar. Lo mejor, además. No hay que ser muy perspicaz para adivinar eso.

¿Qué queda ahora de los sueños de aquel niño de mirada triste, aquel niño que en las quietas mañanas de domingo se imaginaba escritor y director de orquesta y...? Bueno, y otras cosas aún más peregrinas. Pero ustedes excusarán que no las registre aquí. Todo tiene un límite.

Es curioso. Los dos dones más importantes que me fueron concedidos a lo largo de los años no estuvieron jamás en ninguna de mis listas. El primero, ser amado por un tiempo razonable; el segundo, engendrar dos hijas que hoy contemplan el mundo con mi propia mirada. ¿Acaso justifica eso una vida? Quién puede saberlo.

Pero el tiempo pasa. Incluso mientras escribo, mientras ustedes me leen. Cada segundo me aleja más y más de aquel niño de mirada triste que una vez usó mi nombre, que una vez fui yo mismo. Sólo me reconozco ya en sus ojos, en su infinita tristeza.

27 comentarios:

gloria dijo...

Yo me preguntaría, puestos a preguntar, qué vida tiene o no tiene justificación, si es que existe una razón para que estemos aquí ahora. Vivimos, que no es poco, como mejor creemos que se puede hacer, y es cierto que normalmente lo hacemos de forma inconsciente, sin contar los segundos y creyéndonos inmortales. Pero alguna vez, como tú ahora, miramos atrás, vemos el camino hecho y rara vez estamos conformes. No importa la edad que se tenga, ni lo que se haya hecho, mucho o poco, es una vida y para mí es más que suficiente, una vida es importante y todo, cada uno de nuestros actos cotidianos, esos que no se cuentan en los libros de historia ni interesan a los demás son los que conforman, siempre en mi opinión, la biografía de una persona.
De tu vida te quedas con dos cosas, dos dones como bien dices, y yo que apenas te conozco me atrevo a decir que has cumplido dos de tus sueños: escritor, porque escribes, y director de orquesta, la de tu vida.
No estés triste por ese niño, Juan Antonio, porque estoy segura que si se le pudiera preguntar ahora qué piensa de este hombre, sabría decir muchas cosas que nunca imaginó que podría hacer y que ha logrado.
Un abrazo, despidiendo también el verano.

Revangel dijo...

Es este mes, agosto, decadente y moribundo por excelencia; de repente toda tu vida se hace agosto, languideces con el día que mengua y te da por descubrir (infeliz descubrimiento) que, como dice gloria, no eres inmortal; el sol cada vez más inclinado te retrotrae a un pasado que ya no es, que se quedó en la orilla, con suerte lo llevas en el bolsillo, no sé.
Un abrazo agostado.

Silvia_D dijo...

Sólo es que ahora eres más alto...
Para ti (pica aquí)
Besos

Nefer dijo...

La verdad, lo mejor es no pensar, pero ya puestos, ya que es algo inevitable no hacerlo, piensa en lo que has vivido, ya sea bueno o malo, lo has vivido tú, y además sigues vivo y podrás seguir escribiendo tu historia, que es sólo tuya y de nadie más... si miras atrás, quédate con lo bueno que es lo que nos motiva a seguir hacia delante. Hay muchas personas que te quieren y quieren caminar contigo.

Besillos

Nébula dijo...

tú eres arquitecto de tu presente

no mires hacia atrás

.*

Mj dijo...

Buenas poeta...perdona que discrepe contigo, pero...¿niño de mirada triste? ¿con una espada de caballero de la mesa redonda en la mano?? !!Ni hablar! Estoy segura que, desde siempre, ese niño sueña.

No dejes de hacerlo nunca por favor!

Besos.

juan pablo dijo...

No decidas solo por ti mismo.
Intenta la modestia.
deja que los otroas tambien te ayuden a descubrirte, a observarte.
Eres valioso en más formas
de las que percives.Estoy seguro.
Acudo a tu palabra integro cada vez
y estoy convencido de que me inspira, no sólo a escribir, por supuesto. Te lo agradezco sinceramente.

Juan

Sibila dijo...

Tu mirada no es triste, es melancólica... la auténtica mirada triste tiñe de tristeza todo lo que ve, y tú has logrado contagiar a mucha gente de emociones muy distintas. Así que también eres escritor. Suma a eso lo que la vida te regaló sin esperarlo, y añádele las manos que distintas personas te tienden desde aquí... creo que tienes motivos para estar satisfecho y sonreir... melancólicamente, eso sí, con esa forma extraña que tienes de mostrar que has visto algo en la vida que los demás atisbamos en tus letras.

Un saludo,
Sibila.

Anónimo dijo...

No pienses en lo que pudo haber sido y no fue. Mejor fíjate en lo que pudo no haber sido...y fue. Seguro que te sorprendes.

Besos de la dama

Neli dijo...

No es malo pensar y meditar, hacer resúmen, poner los contadores a cero.

Quisites ser escritor ¿Acaso hace falta que se te reconozca públicamente para que lo seas? Hay mil maneras de definir a un escribir como millones de gente hay en el mundo, pero una de sus principales caracteristicas(y virtud) es que transmite con sus letras y llega a la gente haciéndoles vivir diferentes cenarios y situaciones. Y eso tú lo consigues...

No debemos ser tan exigentes y estrictos con estos resúmenes de via, pues seríamos injustos y muy subjetivos.
La vida no te habrá puesto todo delante pero seguro que más cosas de las que nunca pediste y menos de las que esperabas.

Un abrazo.

Juan Antonio dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras palabras.

Un abrazo.

SieLitO BiChO MaLo dijo...

tu melancolia es la poesia que acaricia mi alma........te adoro, precioso! mil millones de vanebesos...

Carol Bret dijo...

Juan Antonio, si no eres feliz, debes hacer algo para solucionar eso lo antes posible. Como tú dices, sólo se vive una vez. Quizás ya es hora de hacerle justicia a ese niño olvidado y recuperar aquellos sueños.

Ya has conocido el amor y has prodigado tu simiente ;)
¿Qué vendrá ahora?
Date caña y no se te ocurra caer en el lecho de la autocompasión. No te llevará a ninguna aparte. Sólo a desperdiciar tus preciosos talentos.

Un fuerte abrazo.

PD. Yo también he estado lamiéndome las heridas hoy. Se hace imprescindible de vez en cuando. Y suele dar buenos frutos.

Agua dijo...

Hay momentos en los que el tiempo nos asalta por la espalda y a traición, y nos obliga a mirar atras y a recorrer con la memoria nuestro camino... y no siempre es un camino de rosas, y los sueños incumplidos se nos antojan abismos de desesperación y creemos que no supimos hacerlo bien, o que lo hechamos todo a perder por miedo o por demasiada valentia... no se, pero a mi me pasa amenudo ultimamente... sera que me estoy haciendo mayor aunque la juventud aun me insulte en el espejo, pero siento que mi vida se acelera y que no consigo tomar el control y uno de mis mayores miedos es levantarme una mañana dentro de muchos años y preguntarme... "que he hecho con mi vida?" y no obtener la respuesta que quiero oir. Por eso querido amigo, te mando animos porque aun puedes cambiar todo aquello que no te gusta, porque siempre hay tiempo para volver a empezar, porque esta en nuestras manos ser felices... un beso enorme! (yo deberia aplicarme el cuento tmb, pq hay veces q ni yo misma me lo creo)

Anónimo dijo...

Pues a mí me ha dado por ver agendas viejas, a ver si le saco sentido a esto de vivir...
Rigoletto

Alhy dijo...

Yo he sido diseñadora de vasos (medio) vacios y celadora de ecos en los poligonos industriales. Miraba en gris cuando solo podia ver en blanco. Y luego llegó el "levantarse a vivir antes de sentarse a escribir", llegó la creatividad a borbotones, llegó la gestalt, y nadie, absolutamente nadie, podrá convencerme de que alguna vez es demasiado tarde para ser quien uno es. La esencia es el ADN del alma, nadie puede cambiarlo, si siquiera tú mismo.

Mira con ojos de gato. Las nubes no se rizan solas, solo tienen forma cuando las miras. Tú transformas, tú diseñas, tú diriges...

Un saludo empático ***

Cris dijo...

Vaya... Cuando te pones a pensar siempre te sueles poner melancólico. Sueles recordar lo que no hiciste, lo que no tuviste, lo que no te atreviste a decir. Piensas y te preguntas ese terrible "qué hubiera pasado si..." Es momento de recordar lo bueno, porque los buenos momentos de ese niño de mirada triste siempre estarán ahí, y los momentos más felices siempre están por llegar. Siempre llegan.
Solo sabes si tu vida está justificada si quieres a alguien, y si las quieres a ellas, ya está. Vale la pena.
Te sigo :)

Anónimo dijo...

Creo que cuanto más pase el tiempo, más cerca estarás de ese niño. Por eso vuelves a él. Todos lo hacemos y visitamos una y otra vez nuestra infancia.

Has hecho mucho en tu vida. Cosas fantásticas. Y te queda lo más grande por hacer y por disfrutar. Tb habrá momentos malos, por supuesto, como todo en la vida. Pero seguro que te esperan muchas sonrisas. Ya verás.

Besos,

Claro

Anónimo dijo...

Oye, al abrir hotmail me avisa de que has colgado algo, pero si abro el blog aparece siempre este post. ¿Has cambiado a otro blog?
Rigoletto

Juan Antonio dijo...

El niño de la foto os da a todos las gracias por vuestro cariño. Él sabe apreciarlo en lo que vale, aunque estos últimos días haya estado silencioso.

Besos.

erato dijo...

Qué ternura de post! Hay personas que ni siquiera se reconocen en sus ojos. Es un mundo que tú puedas reconocerte en la tristeza de los tuyos.Un placer leerte. Besos

Juan Antonio dijo...

El placer es encontrarte por aquí, amiga Erato.

Un beso.

Sorti dijo...

Tu vida queda sobradamente justificada. Pero no toca pensar sino vivir: VIVIRLA!!! Hay que hacerse las preguntas justas... sobre todo esas que no tienen respuesta... Un saludo, granaíno.

Juan Antonio dijo...

Querida Sortilegios, gracias. Procuremos no perdernos de vista, ¿vale?

Besos, primor.

Lady Darcy dijo...

Mi querido Juan Antonio, aquí me tienes dando vueltas a tu alrededor y me encuentro con este maravilloso post. Muchísimas gracias por permitirme conocerte un poco más, y no lo digo por el pequeño de mirada melancólica y soñadora, sino por abrirnos tu alma y tu corazón. Ese corazón que se intuye a través de tus poemas, de tus escritos, y que en innumerables ocasiones has desbordado las emociones de quienes te leemos. No te conozco lo suficiente aún, pero puedo ver que eres una persona de mucho fondo dispuesta, a pesar de las adversidades, a lograr mucho más de lo que se imagina. El pasado ha huído, el presente es sólo tuyo, tómalo, siéntelo, transfórmalo, acarícialo, hazlo tuyo.
Con todo el cariño que no alcanzo a expresar.

MagaRl dijo...

Y casi dos años después, me pusiste a pensar al hilo de tus palabras... mal, muy mal asunto. Pero gracias.

Setefilla Almenara J. dijo...


Tono intimista y trascendental para un escritor que simplemente...Brilla.