domingo, 19 de julio de 2009

NO DIGAS NADA

"The Lady of Shalott" (John Atkinson Grimshaw)


Dime por qué las horas son perros extraviados
en los callejones infames de la noche,
por qué las farolas repiten razones vacías
o besos gastados por la cotidiana tragedia de los años.

Dime por qué los ojos que me miran vestidos de sombras,
desnudos en la indescifrable penumbra,
me están recordando otros ojos.

Mejor, no digas nada.

22 comentarios:

Carol Bret dijo...

Otra hermosa y triste obra del maestro de la melancolía.

Djuna dijo...

hay preguntas que se lanzan como cuchillos sin filo y paréntesis que no contienen nada. es cómoda la tristeza que destila este blog.

Nefer dijo...

Ante preguntas sin respuesta, mejor no decir nada... bonito y triste.

Besillos

Juan Antonio dijo...

Carol, eso me ha gustado. Demasiado. Mira que te pediré que me lo sigas diciendo una y otra vez. Besos.

Hoy todos insistís en subrayar la tristeza. Sea. Un beso, Djuna.

El silencio es a veces también una respuesta. Besos, Nefer.

Accimuttt dijo...

Porque así es... o tal vez no, solamente depende de tus ojos, creo... o eso quiero creer.

Muchos besos y abrazos compañero.

Sureña dijo...

Me sumo al silencio... schhh...

;)

Besos callados

SieLitO BiChO MaLo dijo...

Yo sí digo, porque al decir, estoy, y es este precioso poema, una queja por la ausencia... pero yo no quiero estar ausente, así pues DIGO....

mil millones de vanebesos!!

jonás dijo...

Hay preguntas que se responden solas, y lo único que se desea es una confirmación por parte del interlocutor. A veces es tan evidente que la respuesta no nos va a gustar que es preferible no escucharla.
Saludos.

Sibila dijo...

"la cotidiana tragedia de los años"

Qué cascada de imágenes despierta esa sola frase. Una vida entera en seis palabras.

Un saludo,
Sibila.

Juan Antonio dijo...

Depende de unos ojos que se desnudan en el centro de la sombra. Besos y abrazos, Accimuttt.

Besos callados, Sureña. Y gracias.

Nunca estás ausente, Sielito. Sobre todo con ese dulcísimo envío de vanebesos. Cuídate, preciosa.

Bienvenido, Jonás. Saludos.

Sibila, lo sabía... Un besazo.

MaRipOsiTa dijo...

A mí, también, me parece muy triste...sobre todo lo de "perros extraviados"...!qué triste colega! Eso me recuerda la cantidad de mascotas que la gente suele abandonar estos días de verano al llegar las vacaciones...Qué lastimica me da...¿perros extraviados? uff sí que es triste, sí...Aunque bonito poema...

Besosss

Juan Antonio dijo...

Los perros extraviados no siempre son lo que parecen. Pero sí, reconozco que es triste.

Besos.

Lía Vega Erao dijo...

No suelo decir nada, tan sólo mirar y suspirar...

Besos Nazaríes...

Agua dijo...

...La tristeza es el mar en el que navega la barca de mi vida...

Triste, profundo y bello. Un placer volver a verte por aqui. Besos!

Anónimo dijo...

Qué gustazo volver a leer tus poemas. Perdona que no me haya pasado antes. Ando muy desconectada.

Besos!

Claro

Juan Antonio dijo...

Pero, ¿es esa mi Lía? Besos nazaríes.

Querida Agua, tú haces hermosa la tristeza. Un besazo.

Gracias por venir, Claro. Lo sé. Un beso grande.

jonás dijo...

Siempre es un placer encontrar espacios así. Con mucho gusto me sequiré pasando por aquí.

Juan Antonio dijo...

Encantado, Jonás.

Saludos.

Mj dijo...

Adoro los silencios entre miradas...

Juan Antonio dijo...

Yo adoro las miradas en silencio.

Besos, Mj. Al Sur aunque al Norte.

Silvia_D dijo...

Qué te ha pasado? desapareciste de face... :(

Besos

Setefilla Almenara J. dijo...

Qué tosco en el virar
el viento por la esquina
en la calle la farola llovida
queda huérfana del eco
que no se repetirá...

A propósito de tu farola se me han venido estos versos míos, profanadores de tu sitio,usted me permita. (Sí, ya sé que no debo decir nada).

El lienzo y el poema, el tuyo claro, sendas preciosidades.

Recibe un beso.