jueves, 14 de mayo de 2009

MÚSICA CON HISTORIA (10)


FRÉDÉRIC CHOPIN
"Nocturno", opus 9, número 1, en si bemol menor

Música intimista, evocadora, impregnada de sutil melancolía, el primero de los veintiún "Nocturnos" compuestos por Chopin a lo largo de su vida es un excelente ejemplo del talento creador de su autor.

Elegancia, dominio de la forma e irreductible espíritu de libertad: en suma, siglo XIX y romanticismo en estado de gracia.

Las tres piezas que integran el opus 9 fueron compuestas entre 1830 y 1831, y dedicadas a Madame Camile Pleyel.

Merece la pena la foto fija con tal de disfrutar esta magistral versión de Claudio Arrau.



9 comentarios:

Meryone dijo...

merecen morir cuando menos

jo, mi oveja y mi murciélago y mi gato y mis peces, perdidos en algún punto del purgatorio internáutico. jo

besos

Agua dijo...

Sabes una cosa? yo estudiaba escuchando a Chopin...me encanta! de escuchar su musica no me cansaria nunca...me relaja tanto...bueno supongo q es lo que tiene la musica clasica no? un beso y buen fin de semana!!!

Jesús Lens dijo...

Mi madre lo adoraba

Sibila dijo...

Gracias, gracias... este tipo de música es justo lo que em hacía falta.

Un abrazo.

Lía Vega Erao dijo...

Escuchar a Chopin mientras paseo por el Albayzin debe de ser una gozada... no?

Besos Nazaríes...

Juan Antonio dijo...

Aparecerán Meryone, ya verás. O los harás aparecer. (Esto es más probable.) Besitos.

Coincidimos en eso, querida Agua. Para ti, pues, este Chopin. Besos.

Gracias, Jesús. Saludos.

Sibila, ¿en una noche de rituales primaverales? Abrazos.

Lía... en el Albaicín... yo allí escucharía mejor a Granados o a Albéniz. Un beso.

Sureña dijo...

Chopin es una debilidad... gracias por compartirla :)

Besos

Juan Antonio dijo...

Gracias, a ti, Sureña, por disfrutarlo.

Besos.

Setefilla Almenara J. dijo...


Ay por dios, los nocturnos de esta "criatura musical"... me pueden sobremanera...esos tintineos que todo lo punzan...
¿Sabes? Algo que me gusta de Chopin es que se negara en rotundo a explicar su música.
En su genialidad, debía pensar tras componer;He ahí lo mío. Vosotros mismos.

Saludos J.Antonio