domingo, 19 de abril de 2009

MUDANZA DE TU CUERPO

"El vestido de noche" (René Magritte)


Como grano de trigo eres pequeña y leve
cuando a lo lejos caminas de todo olvidada.

Te pareces al bosque solitario, oscuro,
cuando el silencio te alcanza y se enreda a tu boca.
Ah, el beso sin amor del silencio robando nuestras horas.

Como mar embravecido se agita tu cuerpo en los días de la ira,
y mi mano te toca y no te reconoce.

Al trigo brevísimo te asemejas
cuando el sol se derrama indolente en tus cabellos.

Una flor blanca y desnuda pareces
dormida en las nocturas horas, imposible y dormida.
Ah, tu cuerpo dormido y deshabitado.

Un cielo estrellado son tus ojos,
un cielo poblado de diminutos astros alegres.

29 comentarios:

Meryone dijo...

ah, el beso del silencio!!

vaya semana para olvidar...

besos

MaRipOsiTa dijo...

malosss todosss

un cielo poblado de diminutos astros alegres...simplemente bello, bello que siempre vivieramos así, bajo ese cielo...

gracias por tu poema, precioso...

besosss

Juan Antonio dijo...

Semana, mes, año... Olvidemos, Meryone, olvidemos. Es terapéutico. Biquiños.

De nada, Mariposita. Gracias a ti por aguantarme. Besos.

Anónimo dijo...

Precioso. Te lo repito siempre: publica.
Rigoletto

Orologiaio dijo...

Me ha encantado.
Gracias.

Lía Vega Erao dijo...

Ays... el beso... y es que cuando puedes no puedes dejar de besar...

Besos y más besos Nazaríes...

Nébula dijo...

Te pareces al bosque solitario, oscuro,
cuando el silencio te alcanza y se enreda a tu boca.


Me instalé en ese verso al reconocerme .*

Sibila dijo...

Asombroso. Bellísimo, pero sin afectación. Me dices que es Neruda y me lo creo. :)

Yo me voy a quedar con esto:
"Como mar embravecido se agita tu cuerpo en los días de la ira,
y mi mano te toca y no te reconoce."

Un abrazo.

Agua dijo...

Preciosos versos que emanan la bellaza de la noche reflejada en un cuerpo de mujer. Ternura, melancolia, belleza y silencio entrelazados para formar la imagen de la noche, mirandola en la lejanía.
Realmente magnifico, felicidades!Besos!

Anónimo dijo...

La mujer y su naturaleza, la naturaleza en forma de mujer. Son dos mundos fascinantes, y cuando se comparan metafóricamente, declaman poesía.
Un placer volver a tu rincón del olvido, un lugar a grabar en la memoria.

Besos y un abrazo prometido, mi niño

Juan Antonio dijo...

Gracias, Rigoletto.

Encantado, Orologiaio.

Lía, es que los besos arrastran como una marea poderosa. Hablando de besos... besos y más besos.

Querida Nébula, quédate siempre ahí, cerca de mis palabras.

Un abrazo, Sibila. Qué alegría tenerte de nuevo.

Tú y tu voz cálida, dulce, amena. Tú, Agua. Un besazo.

Ese abrazo... mi niña.

una mente sin recuerdos... dijo...

muy hermoso el poema, hace algun tiempo pasaste por mi blog, no había tenido antes creo la posibilidad de ver el tuyo, pero tiene escritos muy hermosos.
adiós.

Anónimo dijo...

Yo no digo "Ahhh", digo "Aggrrrr, ¿cómo he podido perderme hasta ahora estos versos tan exquisitos?"

Claro

Carol Bret dijo...

Las expresión "bellas letras" cobra sentido entre tus manos.

Olé, granaíno!!

Nefer dijo...

J.A luego te comento que me voy pabajo que me estás esperando para comer y no quiero hacerte esperar mucho... pero mu bonico eh?

Besillos

Meryone dijo...

con fuerza empieza, pese a lo que pueda parecer...

besos

añil dijo...

Precioso, precioso, precioso.

Accimuttt dijo...

Son tan hermosas y sentidas tus palabras, que quiero mudarme de cuerpo, para vestirme con tus manos, obran maravillosos encantos en la piel de los arrobados vestidos solitarios.

En ocasiones es necesario, mudarse de piel, de cuerpo y hasta casi me atrevo a decir que de alma, igual que los ofidios, aunque creo que es bueno hacerlo sin olvidar nunca qué y quiénes somos, ni de dónde venimos aun sin saber a dónde vamos a parar al final.

Un abrazo muy fuerte compañero.

Juan Antonio dijo...

Una mente sin recuerdos, gracias, bienvenida.

Claro, con razón te echaba de menos. Muchas gracias. Besos.

Hala, Carol, pero qué castiza mi utópica preferida. Besos.

Los laureles al comentario más original, para mi muy querida Nefer. Jajajaja. Un comentario en el que irrumpe la realidad con fuerza trepidante. Fue un placer esperarte y comer contigo. Y merendar. Besitos.

Me alegra mucho que digas eso, Meryone. Te debo un e-mail. ¿Ya del todo bien? Besos.

Añil, gracias y besos.

Accimuttt, me dejas sin palabras. Qué hermoso vestir un cuerpo con las formas dulces e insinuantes de la palabra. No lo había pensado. Una vez sostuve una interesante charla con Pati sobre su capacidad para desnudar las palabras y reducirlas a lo esencial. Besos y abrazos.

Nefer dijo...

Jajaj J.A si al final no ma dao tiempo a comentarte... pero bueno, si ya sabes que me gusta. Gracias por la comida y la merienda.. qué día más completo y bien aprovechao!

Besillos.

Juan Antonio dijo...

De nada, ha sido un placer.

Besillos.

Mj dijo...

Precioso, sensual, delicado, líquido, azul...cuánto más lo leo, más se crece.

Saludos, al Sur.
Gracias.

Anónimo dijo...

donde el olvido?

a ti te voy a dar en un lugar que te quedas sin trabajo pero ya otro blog mas cuantos tines mierdecilla de rigoletto nefer claro y demas familia no trabajas juegas menos mal que lo que descubierto te las vas a ver conmigo

besillos

Juan Antonio dijo...

Encantado, Anónima. Me encanta tu deliciosa verborrea. Gracias y bienvenida.

Saludos.

Juan Antonio dijo...

Querida Mj, gracias por tus palabras. Perdona, me despisté con ciertas sonserías de alguien, y no vi tu precioso comentario. Un beso, siempre al Sur.

Anónimo dijo...

JA, ¿quién es quien se despacha contigo y los demás, con ese pedazo de respeto? ¿A qué viene esto?
Rigoletto

Meryone dijo...

cucú

la inmensa tragedia de la literatura, de cuya certeza decía dudar mi idolatrado panero sería otra sin catástrofes. incluso las tiene bien risibles, como el naufragio en que muere pudorosa virginia

sin la literatura todo sería horrible. no sólo las catástrofes

me debes un mail. no el de ayer, sino otro... jo!

besos

Juan Antonio dijo...

Amigo Rigoletto, un Anónimo/a cuya estulticia sólo se ve superada por su ignorancia. Pero su estilo, a fuer de abominable, resulta asaz divertido. Abrazos, compañero.

Meryone, sí, te debo dos. Hoy he tenido un día muy largo y los elementos no siempre han estado de mi parte. Ahora te escribo. Sí, sin la literatura (y la música y la pintura y la escultura) la vida sería horrenda. Besitos.

Setefilla Almenara J. dijo...


¡Qué preciosidad, por dios!Felicidades.


Saludos atentos, J. Antonio

Sete