martes, 3 de marzo de 2009

¿UN BOTÓN IGUAL A UN BESO?



Esto no es Kensington Gardens.
—Ni tú eres Wendy Moira Angela Darling.
—Hace ya tanto.
—¿Por qué tuviste que crecer, si sabías que odiaba los botones? ¿Por qué no podías ser la princesa de los pieles rojas? Entonces todo habría tenido sentido.
—Ojalá hubiera podido no ser yo.
—Conseguí olvidarte, ¿recuerdas?
—Claro.
—Ya no me quedan dedales para ti.
—Ni a mí besos.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantan tus dialogos ominosos. Peter Pan en la residencia de ancianos. La vida al reves del reves.
Rigoletto

Nefer dijo...

Yo antes coleccionaba botones... los regalé en forma de besos.

En tus diálogos siempre está presente el olvido, el paso del tiempo, la nostalgia de un amor pasado...

Más que bello, surrealista.

Besillos.

Meryone dijo...

tigrilla sigue opinando que wendy es tonta. juana, un poquito menos

además, de todos los niños perdidos, peter no tiene por qué ser el más interesante. no?

dedales

Nébula dijo...

Ojalá hubiera podido no ser yo.

Orologiaio dijo...

definitivamente, crecer solo mola a veces.

AAN dijo...

Prefiero los dedales a los besos...

Sureña dijo...

Ni botones... tampoco le quedan botones.

Yo no creo que consiguiera olvidarla...

Sigues a la misma altura de siempre ;)

Besos

Lía Vega Erao dijo...

No quiero olvidar... ni que me olviden, por eso siempre me echo el mismo perfume...

Besos Nazaríes.

Jesús Lens dijo...

¡¡¡Me ha encantado!!! Oye, llevaba tiempo sin pasar por acá. lo siento.

Pero este reencuentro ha sido feliz.

¡Que gran post, entre lo tierno y lo surrealista, como dice Nefer!

MaRipOsiTa dijo...

malos todosss!!!

los botones se abrochan y se desabrochan...se pierden...se encuetran...se sustituyen...se arrancan...se admiran...se aborrecen...

MaRipOsiTa dijo...

Por cierto, Juan Antonio, no te has planteado escribir teatro???

Me pido hacer uno de los papeles...

Meryone dijo...

http://once-upon-a-midnight-dreary2.blogspot.com/2008/12/todos-los-nios-crecen-excepto-uno.html

:P

Anónimo dijo...

Me gustan estos diálogos que te tienen pensando un buen rato. Y entre tanto pensamiento caben muchas interpretaciones y seguro que ninguna es la correcta. Pero hacen que le demos vueltas al seso y eso está bien!

Besos

Anónimo dijo...

Ah, que la anónimo es Clarito, que se me olvidó firmar.

pati dijo...

¿Y por qué no?

Los besos también tienen colores, y formas, y hasta agujeros donde se pierde la cordura ;)

Un botón :)

Juan Antonio dijo...

Rigoletto, soy casi tan ominoso como ellos. Un abrazo.

Nostalgia, Nefer, y el bálsamo del olvido en las aguas de Leteo. Besos.

Meryone, Tigrilla siempre. Conocía tu enlace. Lo recomiendo vivamente desde aquí a todos los amigos de este blog. Adoremos a Meryone sin pudor.

¿Por qué siempre vas al grano, pequeña Ojos de Niebla? Un beso.

Cuánta razón, Orologiaio...

Otra amapola nocturna que rechaza mis besos... Es mi sino. Ay.

Olvidarla... Ahí me ha dolido, querida Sureña. Un besazo para ti.

Lía... ese perfume bajo las glicinias de los Tristes...

Muchas gracias, Jesús. Un abrazo, amigo.

Ay, Mariposita, arranquemos botones. Por cierto, el otro día cosí no sé cuántos botones... Ahora que lo pienso, puede que ese sea en realidad el sentido de este diálogo... Un beso.

¿Has dicho al "seso" con dos eses, Claro? Sí, ¿verdad? Besos, primor.

Pati, adoro tus botones y los colecciono. Lo sabes. Besos.

Meryone dijo...

rodrigo, mi compi de piso, acaba de descubrirme terror... una serie, formato masters of horror

fue cosa de mi golem?

besos. me voy a cama a ver más...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Botones que dan juego para dedales y agujas, para videojuegos modernos, aparatos electrónicos... hasta botones en los hoteles. ¿O ya no existen los botones? Quizás yo sea cada vez más piel roja.

Muy sugerente. Felicidades J.A.

Carol Bret dijo...

Querido Juan Antonio, no quisiera importunarte lo más mínimo, pero debo confesarte que has escrito otros diálogos que me han gustado mucho más. Éste está bien, pero me he acostumbrado a tus brillanteces. En cualquier caso, gracias por otro momento enigmático-lírico. Eres un especialista prestidigitador.

Mj dijo...

Mientras leo este retazo de palabras que hablan de besos y botones, escucho las notas de "Granada", y bien parece que este maravilloso diálogo podría haberse mantenido paseando por los Jardines del Generalife.

Te sigo de cerca, aunque no esté a veces...

Juan Antonio dijo...

Mmm... creo que no, Meryone. Pero mola. Besos.

Gregorio, seamos pieles rojas.

Querida Carol, cómo ibas a importunarme por eso. Faltaría más. Todavía si te hubieras burlado de Emma Bovary... Este diálogo es tal vez de los más obvios, de los menos enigmáticos. Pero tenía que hacerlo. Era como una deuda pendiente con alguien. Siempre valoro y agradezco tus palabras. Y más cuando eres tan sincera. Un beso.

Mj, gracias. También sigo tus versos al Sur. Besos.